GUERRA DE MARCAS

cairoli

Reportaje extraído del número #121 de nuestra revista online, OnBoard Magazine, ya disponible aquí.

Japonesas, austríacas, italianas, inglesas, españolas… El Mundial de Motocross no solo ha sido una disputa entre pilotos, sino también entre ingenieros, constructores y soñadores que aportaron vastos conocimientos con el fin de ofrecer mejores herramientas para el desarrollo del deporte hasta el punto como hoy lo conocemos. Desde la creación del Mundial de Motocross en 1957 (de 1952 a 1956 era considerado Europeo de 500cc), un total de 32 marcas vencieron en al menos un Gran Premio. De ellas, 14 conquistaron títulos, y a día de hoy, 9 continúan batallando por la supremacía. Por cuestiones de espacio, profundizar en cada una de ellas no es una tarea posible, es por ello que se ha hecho hincapié en las seis principales marcas que más victorias han amasado desde su llegada al Mundial. No está de más decir que, para la suma de triunfos y títulos, se han considerado cada una de las categorías desde 1957 hasta 2021, a excepción de GasGas, que tras debutar en 2020, a día de hoy cuenta con un incipiente palmarés de 3 victorias.

HUSQVARNA:

  • Debut: 1958
  • Victorias en GP: 168
  • Títulos: 14

Con unas máquinas más pesadas, de enormes tanques y con unas proporciones bastante alejadas a los modelos de cross que ni siquiera habían visto la luz, Husqvarna fue, es y será la pionera por excelencia en los Grandes Premios. La marca sueca comenzó con gran ímpetu, consiguiendo el subcampeonato en la división europea de 250cc, y tan solo dos años más tarde los pilotos suecos Rolf Tibblin (ex campeón europeo) y Bill Nilsson (primer campeón del mundo) se estrenaron en la primera y segunda plaza en la cita de apertura del campeonato de 500cc de 1960.

Al final de una larga temporada que abarcó cuatro meses, tanto Tibblin como Nilsson vencieron en 6 de las 9 pruebas disputadas, quedando el primer título mundial en las manos de Bill Nilsson y Husqvarna. Nilsson fue considerado un verdadero vikingo por su valiente forma de pilotar. Sin embargo, las lesiones le privaron de repetir la corona hasta el día de su retirada.

Torsten Hallman (sueco, como no podía ser de otra manera en los tiempos donde predominaba el orgullo nacional) fue la nueva baza de Husqvarna en la división 500cc, mientras que Tibblin era reubicado en 250cc. Juntos cosecharon 4 títulos en paralelo entre las temporadas de 1962 y 1963. Además, Torsten Hallman fue el piloto a batir en los años siguientes, y su palmarés ascendió a un total de 4 coronas tras volver a vencer en 1965 y 1967.

A finales de los 60, emergía un nuevo campeón. Bengt Aberg continuó con el legado de sus compatriotas logrando entorchados en 1969 y 1970, ambos de 500cc a lomos del renovado modelo Husqvarna 400 CROSS, una moto mucho más liviana de 395cc que también sirvió como inspiración a la hora de que las marcas japonesas prepararan su irrupción.

En 1970, el finlandés Heikki Mikkola fue el primer piloto extranjero en ser fichado por Husqvarna. Después de esporádicos triunfos durante varias temporadas, finalmente en 1974 consiguió hacerse con el título de 500cc, que repetiría en 1976 antes de hacer las maletas para fichar con Yamaha. Y es que la invasión de marcas japonesas, y los recortes presupuestarios en Husqvarna, cada vez dejaban menos espacio para las marcas europeas. Únicamente Hakan Carlqvsit logró oficiar de héroe local en 1979 al volver a colocar a la marca de su nación en la cima de la categoría reina.

Los negocios hicieron mella en la marca, y tras una década de dominio casi puramente sueco de marca y piloto, en 1987 Husqvarna fue adquirida por la marca italiana Cagiva. Sin embargo, la combinación entre las raíces de éxito de Husqvarna, sumada a la pasión de los italianos, tuvo como resultado una respetable período a lo largo de los 90, con Jacky Martens obteniendo el título de 500cc en 1994, y luego 2 entorchados en la competitiva 125cc por parte de Alessio Chiodi (1998-99).

En 2007, Husqvarna volvería a ser víctima de los negocios por segunda vez, tras ser comprada esta vez por BMW, la cual aparcaría el programa de carreras, algo que se reflejó con claridad después de cinco años en los que destacaron de forma regular en la división MX3.

El último título de Husqvarna se remonta a 1999 con Alessio Chiodi

Afortunadamente, ese no fue el fin de Husqvarna. Una tercera venta en 2013, en este caso al grupo KTM, relanzó la marca a sus raíces de competición. A pesar de que la última conquista sigue siendo la de Alessio Chiodi en 1999, este nuevo acuerdo catapultó a Husqvarna a luchar por los puestos de cabeza con pilotos como Max Nagl, Gautier Paulin, Max Anstie y Thomas Kjer Olsen.

SUZUKI:

  • Debut: 1965
  • Victorias: 322
  • Títulos: 30

Suzuki fue la primera marca japonesa en aventurarse en el Mundial de Motocross y, paradójicamente, la primera en dar un paso al lado. Pero antes de ir a ello, mejor comenzar por el punto de partida.

En la década de los 60, Suzuki reinaba en los campeonatos de velocidad tanto nacionales como europeos, y es por ello que decidió buscar nuevos desafíos. La respuesta la encontró en el motocross, una disciplina que estaba creciendo tanto en popularidad como en competitividad.

En 1965, Suzuki probó suerte en los Grandes Premios de Suecia y Finlandia de 250cc con un inexperto piloto llamado Kazuo Kubo a lomos del primer modelo Suzuki de motocross, la RH65. A nadie sorprendió que los resultados en ambas pruebas fueran sencillamente desastrosos. Sin embargo, el éxito aguardaba a la vuelta de la esquina.

Después de navegar por aguas desconocidas en 1966 y 1967, temporadas en las que los pilotos japoneses Kazuo Kubo y Kojima Matsuhisa no lograron sumar puntos en ninguna de las pruebas disputadas, en 1968 Suzuki apostó por el fichaje del experimentado piloto Olle Pettersson, y rápidamente encontró un halo de esperanza. Pettersson fue una pieza clave en el desarrollo de la nueva Suzuki RH68, y los resultados estuvieron a la vista. A pesar de que no hubo victorias, un segundo lugar en el Gran Premio de Bélgica bastó para lanzar el aviso a las marcas europeas de que, esta vez, Suzuki iba en serio. Al año siguiente, Pettersson mejoraba sus resultados, alcanzando el tercer lugar de la tabla de posiciones tras cosechar varios podios.

Finalmente, todos esos años de aprendizaje a base de ensayos y errores dieron sus frutos en la temporada de 1970, justo el mismo año en que Suzuki introducía el hoy icónico color amarillo de la marca, con Joel Robert dominando la división 250cc para otorgarle a Suzuki el primer título mundial. A partir de este punto, la marca nipona fue el objetivo a batir. A lo largo de los 70, grandes figuras como Joel Robert, Roger DeCoster, Gaston Rahier y Harry Everts condujeron a Suzuki a una era de gloria en la que acumularon 21 títulos desde 1970 hasta 1984.

Los pilotos europeos no fueron los únicos responsables de tanto éxito. En la temporada de 250cc de 1977, el japonés Tarao Suzuki (toda una coincidencia el apellido) escribió un nuevo capítulo en la historia del motocross al vencer en el GP de Austria, convirtiéndose así en el primer piloto japonés en ganar un Gran Premio. La historia de los pilotos japoneses en el Mundial de Motocross no acabaría ahí. Al año siguiente, el joven Akira Watanabe se coronaba campeón de 125cc, logrando así lo que ninguna otra firma japonesa ha podido conseguir hasta la fecha: que piloto y marca del mismo país conquisten un título mundial. En 1983, Brad Lackey plantaba la bandera de Estados Unidos al conquistar la corona de 500cc, siendo el primer norteamericano campeón del mundo, hecho que abrió las puertas a la llegada de otros muchos compatriotas suyos que cruzaron el Atlántico en busca de nuevos desafíos.

Pero como suele decir el refrán, todo lo que sube tiene que bajar. Y con Honda HRC emergiendo con fuerza, solo fue cuestión de un par de temporadas que la marca del ala dorada tomara el relevo de Suzuki, poniendo así punto final a un era de dominio que, a priori, parecía interminable. Aun así, Suzuki obtuvo algunos títulos de forma esporádica en los años 90, la mayoría en la división 125cc, a excepción de los obtenidos en 250cc por Alessandro Puzar (1991) y Greg Albertyn (1994).

La última conquista de Suzuki en la categoría reina se remonta a 2007 y es una de las más recordadas en la historia, ya que la constancia del belga Steve Ramon le permitió quedarse con la corona de MX1 sin lograr ni una sola victoria en las 15 pruebas disputadas. Diez años más tarde, Suzuki anunciaba su retirada del Mundial de Motocross. Desde entonces, la marca ha aparecido de forma esporádica bajo estructuras privadas sin demasiadas aspiraciones.

KAWASAKI:

  • Debut: 1972
  • Victorias en GP: 167
  • Títulos: 10

A lo largo de los años, Kawasaki ha estado a la vanguardia de los diseños de motos de cross. Sin miedo a ir más allá, siempre se ha adelantado en el uso de nuevas tecnologías. Algunas de esas apuestas han dado sus frutos (frenos de disco) y otras, no (amortiguación atornillada), pero independientemente del éxito de la innovación, Kawasaki ha seguido probando cosas nuevas y siempre empujando hacia adelante. Este espíritu pionero ha ayudado a impulsar la competición. A pesar de ello, no cuenta con el palmarés que, quizás, debería merecer.

En 1968, Kawasaki lanzaba el modelo de cross F21M, que a diferencia de su predecesor no contó con las bases de una moto de calle. En cambio, fue construida totalmente de cero para competir. De 238cc de cilindrada, motor 2T, con cuatro velocidades y de color rojo, este modelo fue asentando las bases de Kawasaki. Un año después, presentaron el F21M Green Streak, que más allá de algunas diferencias técnicas, el cambio más significativo para el mercado fue la presentación del característico verde, hoy imposible de no relacionar con Kawasaki. Finalmente, en 1970 comenzó la producción de los modelos exclusivamente para motocross, llamados KX.

Kawasaki fue la segunda de las cuatro ‘grandes’ de Japón en poner un pie en el trepidante y emergente mundo de los Grandes Premios al presentarse por primera vez en el GP de Francia de 250cc de 1972. Olle Pettersson, el mismo que previamente había colaborado en los primeros desarrollos de Suzuki, finalizaba en un alentador sexto lugar.

En 1973, el sueco Torleif Hansen tomó el rol de piloto, mientras que Pettersson continuó trabajando desde una posición de desarrollador. Hansen pudo firmar un cuarto lugar en la clasificación final de ese año, lo cual era esperanzador para el futuro. Por otro lado, los ingenieros estaban más inclinados a abandonar el proyecto, pero justo a tiempo las ideas de Pettersson para un nuevo motor le dieron la razón.

El primer modelo de producción real de la marca llegó en 1974. A diferencia de los prototipos anteriores, este nuevo modelo era llamativo por su tanque color verde lima y sus guardabarros blancos. Torleif Hansen pudo conseguir otro cuarto puesto en la clasificación final, y esta vez con victorias en los GP de Yugoslavia, Gran Bretaña y Suecia. Hansen fue una pieza fundamental para la continuidad de la marca. El sueco fue el único en poner en primer lugar a la máquina verde durante las dos siguientes temporadas. En 1978 rubricó su mejor campaña al acabar segundo:  Hansen había conseguido 5 victorias, pero 4 abandonos les pusieron las cosas cuesta arriba, quedándose a las puertas del título por tan solo 30 puntos.

La espera para que finalmente Kawasaki concretara una corona fue de exactamente 15 años. En 1995, Stefan Everts, quien previamente había tenido dos frustrantes subcampeonatos al manillar de Suzuki, fichaba por Kawasaki y ambos cosechaban 5 victorias de camino a su primer título en 250cc. A su vez, su compañero de equipo, el norteamericano Tallon Vohland, finalizaba tercero en la tabla de posiciones, con un triunfo en el GP de Venezuela.

Durante un breve lapso de tiempo, un puñado de jóvenes talentos procedentes de Francia fueron los encargados de aportar nuevos títulos para Kawasaki. En 1996, el carismático Sebastien Tortelli brillaba en una casi perfecta temporada de 125cc: salvo por un abandono y una descalificación, Tortelli venció en 10 de las 12 pruebas disputadas, con un total de 16 triunfos en mangas. Todo ello a la edad de 17 años, convirtiéndose en el campeón del mundo más joven de la historia.

Posteriormente, en 1998, Tortelli protagonizaba junto con Stefan Everts uno de los campeonatos más disputados. Ese año, el calendario contó con 16 pruebas, en las cuales las victorias en 15 de ellas se repartieron entre Tortelli y Everts, una hegemonía que solo pudo romper en una ocasión Pit Breier. Al final, todo se resolvió en el GP de Grecia tras una intensa batalla que se inclinó en favor de Tortelli, para así brindarle a Kawasaki un nuevo título antes de emprender viaje hacia los Estados Unidos.

Mickael Maschio fue el siguiente piloto tricolor en situar a Kawasaki en la cima tras obtener el título de 125cc en 2002. Y en 2006, Christophe Pourcel se presentaba como el némesis de Antonio Cairoli después de que le arrebatara la corona de MX2 al italiano.

Gran parte del palmarés de Kawasaki experimentó un crecimiento exponencial gracias a la división féminas, en la cual Livia Lancelot y Courtney Duncan suman en conjunto 5 coronas desde que la categoría fue considerada como Mundial a partir de 2008.

Por lo que respecta a las divisiones principales, la conquista de Pourcel en 2006 fue la última de Kawasaki. Desde entonces, la marca ha contado con grandes pilotos, como Clement Desalle, Gautier Paulin e incluso en 2015 lo apostaron todo a la superestrella del momento, Ryan Villopoto, aunque sin más éxito que un triunfo en el GP de Indonesa. A pesar de ello, Kawasaki mantiene el espíritu competitivo. Recientemente, Romain Febvre fue uno de los principales protagonistas del histórico final de la temporada 2021, perdiendo el título en la última manga del año por solo 3 puntos ante Jeffrey Herlings.

KTM

  • Debut: 1971
  • Victorias en GP: 525
  • Títulos: 43

En 1971, KTM sumaba sus primeros puntos en el Gran Premio de Berharen (Holanda) de 250cc, gracias a un noveno lugar del austríaco Siegfried Lerner. Dos años más tarde, en 1973, la marca regresaría pisando fuerte con nuevos modelos 250cc que se adaptaban a las demandas de enduro y cross. Unas máquinas que, a los mandos de un talentoso piloto procedente del otro lado del telón de acero, impulsarían a la gloria a KTM más rápido de lo esperado.

Fue el soviético Guennady Moiseev el encargado de catapultar a la marca al círculo de ganadores tras dominar ambas mangas en el exótico Gran Premio de Oreha Vas (Yugoslavia) de 250cc de 1973. Tan solo un año más tarde, el propio Moiseev se proclamaba campeón del mundo después de una reñida temporada que tuvo a 7 ganadores en 11 pruebas. Moiseev fue vencedor en 2 de ellas y, a pesar de haber sufrido una lesión cerca de la cita final, fue capaz de quedarse con el campeonato tras uno de los episodios más polémicos y grises de la historia: el equipo soviético denunciaba de manera injusta al piloto checo de la marca CZ, Jaroslav Falta, quien era penalizado, dejando así en manos de KTM el primer título para la marca.* Moiseev volvería a coronarse en 1977, conquistando 6 triunfos en 12 pruebas, y una última vez en 1978, esta vez de una forma menos dominante: le bastó con ganar la dos mangas de la séptima cita (Gran Premio de Inglaterra) para llegar a la prueba final con la mayor cantidad de puntos.

Durante la década de los 80, KTM se vio eclipsada por la hegemonía de las marcas japonesas. Sin embargo, hubo lugar para algunos títulos, en particular uno muy especial: en la temporada de 250cc de 1984, el austríaco Heinz Kinigadner lograba coronarse campeón tras una emocionante pugna hasta la prueba final con el francés Jacky Vimond, firmando de esta manera el primer título ‘nacional’ de KTM, en el cual piloto/marca compartían nacionalidad. Al año siguiente, Kinigadner reeditaba la corona, una vez más con Vimond como escolta.

Jeffrey Herlings es el piloto con más victorias en KTM (99).

Los 90 fueron de sequía casi tota para KTM, salvo por la coronación de Shayne King en 1996. En su camino para convertirse en el primer neozelandés campeón del mundo, King ganó un total de 6 GP en la categoría 500cc.

A partir del nuevo siglo, la historia fue otra. Talentos emergentes como Grant Langston, James Dobb y Steve Ramon se proclamaban campeones en la división 125cc. KTM coronaba su ambiciosa empresa en 2010 con el fichaje de Antonio Cairoli, quien a lomos de la revolucionaria 350-F fue el vencedor durante cinco años consecutivos.

A día de hoy, KTM presenta uno de los palmarés más nutridos de la historia del Mundial de Motocross, con más de 500 victorias (hasta 2021) y 43 títulos entre todas las categorías. Parte de estos sorprendentes números tienen que ver con nombres como Antonio Cairoli, Jeffrey Herlings, Marvin Musquin y Ken Roczen, y por supuesto, con Jorge Prado. También forman parte de esta lista Jonathan Barragán, con 7 triunfos, destacando el de MX1 en Catalunya 2009, y Javier García Vico, con su histórica conquista en el GP de Rusia de 500cc en 2002.

YAMAHA:

  • Debut: 1971
  • Victorias en GP: 400
  • Títulos: 27

Yamaha debutó en el Gran Premio de Holanda de 250cc de 1971 con Torsten Hallman finalizando en la séptima posición. Tras este respetable debut, en 1972 Yamaha se adentraba en los mundiales de 250cc y 500cc con Hakan Anderson y Jaak Van Velthoven, y los resultados colmaron las expectativas. Al final de temporada, Anderson fue segundo en la tabla de posiciones del campeonato 250cc, venciendo en Suecia (primera victoria de Yamaha) y luego en Suiza, mientras que Velthoven concluía en el quinto lugar al ganar en la prueba final, disputada en Luxemburgo.

Yamaha fue la gran pionera en introducir el hoy conocido sistema de ‘monoshock’ en su modelo YZM250 de 1973. La curiosa innovación de un solo amortiguador, que proporcionaba mejor estabilidad y una mayor duración, vio la luz por primera vez en el GP de Wuustwezel (Bélgica), tercera cita del Campeonato del Mundo de 250cc. A partir de ahí, Andersson, quien había tenido un inicio de temporada bastante regular en las dos primeras citas, fue imparable. El histórico triunfo de Bélgica a lomos de este revolucionario modelo fue seguido por dos victorias más en los Grandes Premios de Suiza y Polonia.

Los éxitos continuaron a lo largo de la temporada. Triunfos en mangas en las pruebas de Yugoslavia y Francia, más una nueva victoria en Finlandia, le encarrilaron rumbo a la corona. Un contundente 1-1 en el Gran Premio de Suecia y el primer título de Yamaha en el Mundial de Motocross llegaba antes de lo que hubiese creído cualquiera.

Yamaha volvería al pedestal más alto gracias al fichaje del experimentado Heikki Mikkola. El finlandés era el flamante campeón de 250cc con Husqvarna. Sin embargo, la tentación que suponían las efectivas tecnologías de la marca japonesa y el recorte presupuestario en Husqvarna le llevaron a fichar con Yamaha por tres temporadas en la división 500cc. En su año de debut con la marca, en 1977, Mikkola se estrenaba con un tercer lugar en la prueba inaugurarl, celebrada en Holanda. Nada mal. Sin embargo, desde Yamaha le advirtieron que “no ganar estaba mal visto”, a lo que Mikkola respondió con 6 victorias de camino hacia el primer título de 500cc de Yamaha. Mikkola volvería a dominar el campeonato en 1978, triunfando en 8 pruebas.

Durante los 80, Yamaha cosechó 6 títulos, entre los que destacan el del inglés Neil Hudson y el del francés Jacky Vimond. En 1981, el campeonato de 250cc parecía casi decidido en favor de Georges Jobé, pues a falta de 4 pruebas el piloto Suzuki contaba con una holgada ventaja de 53 puntos sobre Hudson. Sin embargo, durante una prueba del campeonato belga, Jobé sufrió una lesión y, a pesar de intentar alinearse en el siguiente GP, las puertas hacia el título quedaron inesperadamente abiertas para Neil Hudson, quien obtuvo 2 victorias para concretar la corona. Vimond, por su parte, puso fin a la caza por el título mundial al dominar las series de 250cc de 1986, convirtiéndose en el primer francés campeón del mundo. En los 90, en cambio, debían conformarse únicamente con conquistas en las divisiones menores. Una de ellas fue la de Bobby Moore en 1994, a día de hoy el último campeón del mundo procedente de los Estados Unidos.

La apuesta de Yamaha por Stefan Everts resultó ser la más exitosa desde que la marca puso un pie en los Grandes Premios. El piloto belga obtuvo 6 títulos entre 2001 y 2006, consiguiendo algunos asombrosos récords que a día de hoy siguen vigentes, como por ejemplo el de la mayor racha de triunfos (14 en 15 pruebas), 101 victorias en GP (de las cuales 3 fueron obtenidas el mismo día al vencer en 125/250/650 en el GP de Ernee, Francia, en 2003) y muchas hazañas más fruto de la la fórmula Everts-Yamaha.

Everts no fue el único en conquistar récords para Yamaha. También lo hizo Carlos Campano en 2010, al convertirse en el primer campeón del mundo español tras una temporada en la que dominó firmando 7 victorias.

Bajo la estructura de Claudio De Carli, Yamaha fue el primer hogar del legendario Antonio Cairoli, aportando a la marca 2 títulos de MX2 y 1 de MX1 entre 2005 y 2009.

Los franceses Romain Febvre (MXGP) y Maxime Renaux (MX2) han sido los últimos en nutrir el respetable palmarés de Yamaha con sus conquistas en 2015 y 2021, respectivamente. En la actualidad, Renaux es una de las promesas de MXGP para volver a reconquistar una medalla de oro en la división reina.

HONDA

  • Debut: 1975
  • Victorias en GP: 351
  • Títulos: 30

La marca del ala dorada fue la última de las cuatro japonesas en unirse al Campeonato del Mundo de Motocross. Sin embargo, no tardaron demasiado en tomar un control que se prolongó durante dos décadas.

Honda iniciaba su primer periplo mundialista en 1975, el mismo año en que se introdujo la categoría 125cc. El norteamericano Marty Smith y el holandés Pierre Karsmakers, a los mandos, respectivamente, de los modernos modelos Elsinore 125cc y 500cc, fueron sus primeros pilotos. En los Estados Unidos ambos eran considerados superestrellas, Smith por haber conquistado el primer título AMA Motocross de 125cc y Kasmakers por coronarse campeón en el primer campeonato oficial de supercross.

Karsmakers únicamente disputó tres Grandes Premios, per le bastaron para incorporar a Honda al círculo de ganadores. La primera carrera tuvo lugar en Carslband, Estados Unidos, donde obtenía un 10-2 en mangas. Una semana más tarde, la caravana se dirigía al país vecino, Canadá, a la localidad de St. Gabriel, donde un 2-2 en mangas facilitó que Honda obtuviera su primera victoria en un Mundial. Posteriormente, cerraba su participación con un cuarto lugar en el GP de Hawstone Park, Inglaterra.

Mientras tanto, Smith, quien se había embarcado en la ambiciosa tarea de disputar el AMA Motocross/Supercross en paralelo con el Mundial, no obtuvo los resultados deseados en el otro lado del Atlántico. Si bien en Estados Unidos logró defender la corona, en el Mundial tuvo que luchar durante varias pruebas hasta que finalmente pudo concretar su primer triunfo en la novena cita, celebrada en Lexington, Estados Unidos.

Cuatro años más tarde, Honda obtendría su primer título. Fue en la temporada de 1979 de 500cc, que registró una auténtica batalla por la corona, con un total de 6 pilotos repartiéndose victorias a lo largo de 12 pruebas. Al final el campeonato quedaba en manos de un joven inglés de 22 años llamado Graham Noyce, que le brindaba a Honda el primer título mundial y a su vez marcaba el punto final a una generación en la que brillaban nombres como Roger DeCoster, Heikki Mikkola y Gerrit Wolsnik. Por si ello no bastara, el segundo lugar del campeonato también acabó en manos de Honda gracias a que André Malherbe ganaba las dos últimas citas.

Dicha hazaña tuvo como consecuencia el verdadero desembarco de HRC (Honda Racing Corporation), que desembolsaría un considerable presupuesto dedicado al programa de competiciones de motocross, invirtiendo en piezas más livianas, en motores más potentes y, por supuesto, en el fichaje de pilotos. El resultado superó las expectativas: André Malherbe era campeón de 500cc durante dos años consecutivos (1980-81) y sumaba en 1984 una tercera corona que inauguraba dos décadas de dominio. Pilotos como David Thorpe, Georges Jobe, Eric Geboers, Stefan Everts y Jean-Michel Bayle, entre otros, acumularon 14 títulos desde 1984 hasta 1997, siendo este el mayor lapso ininterrumpido de títulos obtenidos por una marca.

Desde 1984 hasta 1997 Honda obtuvo 14 títulos consecutivos en las principales categorías.

Sin embargo, el resurgir de KTM eclipsó a la marca del sol naciente, que no volvería a concretar un título en las categorías principales hasta 2015. La alianza entre el ambicioso Giacomo Gariboldi, quien previamente había trabajado 7 años en el programa de carreras de Yamaha, y el talento emergente de un joven llamado Tim Gajser dieron sus frutos al coronar a Honda en la división MX2 (previamente 125cc) por primera vez desde Alessandro Puzar en 1995. Un año después, Gajser conquistaba la corona de MXGP en su primer intento. Actualmente, el piloto esloveno es uno de los más exitosos dentro de HRC, y en caso de lograr su quinto título en este 2022 se convertirá en el máximo campeón dentro de la estructura. Además, en el presente Honda apuesta por los futuros campeones brindando apoyo a la estructura 114 Motosport para la cual compite Rubén Fernández.

LISTA COMPLETA:

  • KTM (Austria): 525 (1973 año primera victoria)
  • Honda (Japón): 351 (1975)
  • Yamaha (Japón): 332 (1972)
  • Suzuki (Japón): 319 (1970)
  • Husqvarna (Suecia): 168 (1960)
  • Kawasaki (Japón): 143 (1974)
  • CZ (Checoslovaquia): 110 (1962)
  • Cagiva (Italia): 40 (1984)
  • BSA (Gran Bretaña): 37 (1957)
  • Maico (Alemania): 21 (1969)
  • Husaberg (Suecia): 21 (1993)
  • Lito (Suecia): 14 (1960)
  • Monark (Suecia): 13 (1957)
  • Puch (Austria): 7 (1974)
  • Crescent (Suecia): 7 (1957)
  • Greeves (Gran Bretaña): 6 (1962)
  • Hedlund (Suecia): 6 (1964)
  • FN (Bélgica): 5 (1957)
  • Gilera (Italia): 4 (1980)
  • TM (Italia): 4 (1996)
  • Norton (Gran Bretaña): 3 (1957)
  • Bultaco (España): 3 (1973)
  • Matchless (Gran Bretaña): 3 (1957)
  • GasGas (España): 3 (2020)
  • Vertemati (Italia): 2 (1994)
  • Aprilia (Italia): 2 (1984)
  • Montesa (España): 1 (1977)
  • Jawa (Checoslovaquia): 1 (1965)
  • TGM (Italia): 1 (1980)
  • Zündapp (Alemania): 1 (1975)
  • Lindström (Suecia): 1 (1966)
  • Metisse (Gran Bretaña): 1 (1966)

Más posts sobre

Onboard Magazine 123

¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter
Nuestra Revista
Onboard Magazine 123
Calendario CE MX
29-30 Ene
Montearagón. Toledo
Circ. Tajoa Racing
12-13 Feb
Albaida. Valencia
Circ. Complex Motor
12-13 Mar
Talavera de la Reina. Toledo
Circ. Cerro Negro
26-27 Mar
Calatayud. Zaragoza
Circ. Castillo de Ayud
16-17 Abr
Valverde del Camino. Huelva
Circ. Las Arenas
20-01 May
Alcañiz. Teruel
Circ. MX MotorLand Aragón
21-22 May
Bellpuig. Lleida
Circ. MX Montperler
Calendario MX
20 Feb
MXGP de Gran Bretaña
Matterley Basin
06 Mar
MXGP de Lombardia
Mantova
20 Mar
MXGP de Patagonia
Villa La Angostura
03 Abr
MXGP de Portugal
Agueda
10 Abr
MXGP de Trentino (ITA)
Pietramurata
24 Abr
MXGP de Letonia
Kegums
08 May
MXGP de Italia
Maggiora
15 May
MXGP de Cerdeña
Riola Sardo
29 May
MXGP de España
intu Xanadú - Arroyomolinos
05 Jun
MXGP de Francia
Ernee
12 Jun
MXGP de Alemania
Teutschenthal
26 Jun
MXGP de Indonesia
Samota-Sumbawa
17 Jul
MXGP de la Rep. Checa
Loket
24 Jul
MXGP de Flandes (Bel)
Lommel
07 Ago
MXGP de Suecia
Uddevalla
14 Ago
MXGP de Finlandia
Iitti-KymiRing
21 Ago
MXGP de Charente Maritime
St Jean d'Angely
04 Sep
MXGP de Turquía
Afyonkarahisar
10 Sep
MXGP de Oman
Mussanah
25 Sep
MX de las Naciones
RedBud
Posts + Leídos
Vídeos
El piloto gallego de GasGas Factory Racing nos resume su sábado en Uddevalla, a la vez que nos explica qué le pasó en Lommel hace dos semanas y muchas cosas más.
Rubén Fernández consiguió en Indonesia su segundo podio en la categoría reina. Ademas de subir con Jorge Prado al podio y hacer historia para el MX español, Esto fue lo que Rubén nos dijo...
On Track Off Road

Instagram