MOTOCROSS Y MUSCULACIÓN, ¿ES COMPATIBLE?

Musculación

Muy probablemente muchos de vosotros acudís al gimnasio un par de veces por semana con la intención de poder montar el fin de semana en las mejores condiciones físicas posible. Con el tiempo de asistir al gimnasio, habrás notado que tu aspecto físico ha mejorado, pero tu rendimiento incluso ha empeorado porque eres incapaz de aguantar la moto con tus brazos a las cuatro vueltas. Quizá debes replantearte de substituir las máquinas guiadas, las pesadas barras, mancuernas o kettlebell por las pelotas de fitball, bossu, bandas elásticas o cojines propioceptivos entre otros. Con esto no queremos decir que debes suprimir el trabajo de pesas, pero sí que hay que tener en cuenta como se utilizan. 

Veamos los tipos de fuerzas que se emplean en el motocross:

  • Fuerza resistencia: se produce al aguantar todas las fuerzas en el desplazamiento de la moto durante un tiempo prolongado.

Ejemploàtrabajo muscular durante una manga de 30’.

  • Fuerza dinámica o isotónica: cuando la fuerza que ejercemos en movimiento, controlando la trayectoria y la fuerza que produce la moto y nuestro cuerpo en velocidad. 

Ejemploàcuando aceleramos al salir de una curva. 

  • Fuerza explosiva: estas acciones se realizan aprovechando movimientos de amortiguación y de inercia de la moto y del piloto.

Ejemplo al realizar la maniobra scrub.

Si nos fijamos en los tipos de fuerza comentados, todos se desarrollan mediante movimientos rápidos y explosivos, el quid de la cuestión estará pues en imitar al máximo los movimientos que se suceden durante el momento que estemos subidos en la moto. Es por esta razón, que machacarnos en el gimnasio trabajando con pesos cerca de 80% de nuestra RM (repetición máxima posible con el máximo de peso levantado) de poco nos va a servir para mejorar el rendimiento sobre una moto de cross, ya que son movimientos lentos y pesados, todo lo contrario a lo que sucede cuando montamos en un circuito de motocross. Con esto no quiero decir que en ocasiones no se puedan realizar trabajos de fuerza máxima o hipertrofia en una temporada, aunque no sea lo más común, pero a veces generar masa muscular para prevenir lesiones importantes como por ejemplo las luxaciones de hombro (muy común en las caídas de motocross) es más viable que tener que pasar por el quirófano.  El motocross es un deporte muy completo y hay que dedicarle tiempo en varios apartados, en el caso de las sesiones de fuerza le dedicaremos entre una y dos sesiones semanales, todo dependerá de los objetivos, el momento de la temporada y el nivel del mismo piloto. También cabe decir que el plan de entrenamiento puede ser bastante variado en cuanto a ejercicios y métodos de entrenamiento, aquí el preparador físico juega un papel importante porque será quién según nuestras carencias nos determinará qué tipo de ejercicios nos puede ayudar más. 

Más posts sobre

Onboard Magazine 142

¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter