LARRAÑAGA SE AFERRA A LA ÉPICA EN LA BAÑEZA

Iker Larrañaga se juega este fin de semana en La Bañeza el título de campeón de España de MX2. Con tan solo dos mangas por disputar, el piloto de Husqvarna España ocupa la segunda posición de la clasificación provisional con diez puntos de diferencia sobre el líder, Simeó Ubach.

Las lesiones le han jugado una mala pasada esta temporada al vasco. Una fractura de peroné le obligó a perderse la tercera prueba del Nacional en As Neves, por lo que no sumó y se vio entonces rebasado por el catalán de KTM. No obstante había demostrado ser el mejor hasta la fecha. 100 puntos en las carreras disputadas en Alhama de Murcia y Valverde del Camino, casi nada.

Trabajó duro para volver lo antes posible y aferrarse a las oportunidades que aún le ofrecía el calendario. Es por ello que regresó en Calatayud, pero la mala fortuna se cebó con él en la primera manga cuando se vio obligado a abandonar mientras lideraba con solvencia. Ya en la segunda salida a pista las cosas volvieron a su cauce y cruzó en primera posición la línea de meta. Exactamente lo mismo que ha hecho en Bellpuig y Malpartida de Cáceres, las dos últimas citas antes del fin de semana en tierras leonesas. Y eso que viajó a Extremadura, de nuevo, en bajas horas al volverse a fracturar el otro peroné.

Ahora, “tampoco llego al cien por cien, pero sé que cuando me ponga el casco saldré a por todas”, explica Larrañaga. Su confianza es plena y, aunque le pesó en el alma, decidió ser cauto y no correr la Coupe de L’Avenir con España en Bélgica. “Volví a estar cerca de hacerme daño, por eso tomamos la opción más conservadora y poder estar en La Bañeza lo mejor posible. La verdad es que tenía mucha ilusión por hacer otra carrera como L’Avenir, que es en equipo. Sobre todo por correr con los más pequeños, que lo hicieron genial ganando”.

En cuanto al cara a cara con Ubach admite que “en realidad no tengo nada que perder, porque soy el que va segundo en el campeonato. He ido siempre a remolque después de la primera lesión de la temporada, pero que pueda tener opciones de ganar con todo lo que me ha pasado para mí ya es la leche. Haré lo que esté en mis manos y luego se tendrá que esperar a las matemáticas. Espero que sea una pelea limpia y a ver qué pasa”.

Más posts sobre

Onboard Magazine 145

¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter