Jorge Prado, a fondo: El único objetivo es ganar el Mundial en 2021

PRADO_08_BN

Jorge Prado tuvo un espectacular debut en el Mundial de MXGP en 2020. Las lesiones no ayudaron, cierto es, pero corroboró, una vez más, que aquella apuesta de KTM cuando tan solo era un niño fue más que acertada.  Texto Xavi Francés, Fotos: @jpacevedophoto

Hablamos con el piloto gallego de todo, absolutamente todo. Hasta de su compañero Antonio Cairoli, del que duda que pueda retirarse tras esta temporada 2021. 

Prado también se vio afectado por la pandemia por coronavirus y nos explica cómo la vivió en sus carnes. Un tipo que con solo ponerse el casco ya pone su mirada en el triunfo tan solo tiene un objetivo este curso… sacarlo con Matrícula de Honor ‘Cum Laude’.

No te pierdas lo que nos explica un piloto que cada días es más reticente en eso de posturearse en las redes sociales con sus entrenamientos, aunque trabajar, damos fe, trabaja y mucho.

Empezaste tu debut en MXGP renqueante por una dura lesión, ¿cómo estabas exactamente en el inicio del Mundial en Gran Bretaña?

Llegué a la primera carrera del año, en Gran Bretaña, con una semana y media de moto después de la fractura de fémur. Podría decir que en esa semana y media pude realizar solo un entrenamiento simulando un poco lo que serían las mangas de competición. Llegaba sin haber hecho ningún tipo de test, ni suspensiones, ni moto,… entonces, si el paso a la categoría grande ya es complicado, llegar a la primera carrera sin haber podido rodar en todo el invierno y no tener una moto perfecta para mí, lo hacía aún más complicado. Y, sinceramente, hasta el miércoles, que fue el día en que nos decidimos después de entrenar, ni siguiera sabíamos si íbamos a acudir a la primera carrera. Después del entrenamiento vimos que, por probar y a lo mejor coger unos puntos que podrían ser necesarios al final de temporada, no pasaba nada. Entonces nuestra mentalidad fue ir allí para conseguir los máximos puntos posibles, que al final pude realizar un top 10 haciendo creo que en la primera manga un sexto y en la segunda un 11, y entonces fui creo que octavo, un puesto que, para correr con una pierna, nunca mejor dicho, estaba superbién. 

Y lo acabaste de la peor manera: cogiendo la Covid-19. ¿Sabes cómo pudiste infectarte? Explícanos cómo te atacó el virus pulmonarmente y cuánto tiempo te llevó dejar atrás la infección.

Acabar el Mundial con el virus no fue lo mejor. Ha sido complicado ver cómo, aun siguiendo todas las medidas de precaución, no solo yo, sino también los de mi círculo, acabé infectándome, y fue todavía más alucinante que, a parte de que no sé cómo lo pillé, cuando ves que otra gente sale, toma menos medidas de precaución que yo y no se infectan, como por ejemplo ir a los restaurantes, unirse con gente fuera de la burbuja,… Cosas que yo evitaba al cien por cien. Creo que fue mala suerte y ya está. El 2020 fue un año un poco de mala suerte y complicado. 

Pulmonarmente me afectó, con una infección pulmonar, con lo cual tuve que parar unos dos meses al completo, sin hacer ningún tipo de deporte para poder curarme. Tuve los síntomas habituales, con pérdida de olfato y de gusto. 

Era complicado, pero tuviste opciones de luchar por el título hasta la recta final. ¿Pensabas realmente que podías deshacerte de Cairoli y atrapar a Gajser?

Bueno, pues estaba en una buena situación de cara al campeonato, no solo al campeonato, sino también al título, por qué no. Traía una muy buena progresión, siendo el piloto con más puntos acumulados en las últimas ocho carreras, hasta que paré por el coronavirus. Me sentía cada vez en mejor forma, en Madrid pude ganar ya las dos mangas, fuimos para Lommel más tarde e hice un tercero y un primero, y eso que físicamente no estaba bien, ya más tarde supimos el porqué. Pulmonarmente, por el coronavirus, lo pasé supermal, ya que no podía rendir al cien por cien. Y viendo cómo estaba, y hacer esos resultados, me daba mucha esperanza de cara también al título. Pasar a Tony (Cairoli), viendo esa progresión, era muy factible. Y el título, ¿por qué no? Entraría lo que es un poco el factor nervios, la presión,… Es complicado, pero por qué no, el título, también.

Fue una temporada difícil para todos. ¿Cómo viviste los meses de cierre total? ¿Crees que te benefició para prepararte y volver más fuerte a la competición?

Los cuatro meses de confinamiento los pasé en Bélgica. En cierto modo, a mí ese tiempo me vino bien, porque la situación en Bélgica, en comparación con España, estaba mucho mejor. Podíamos salir a hacer deporte, entonces físicamente me pude mantener; las pistas de motocross estaban cerradas, de manera que ese apartado, el de rodar en moto, que era el que más falta me hacía, no pude hacerlo. Pero sí que es verdad que, al venir de una lesión de pierna, pude fortalecer un poco más esa parte que estaba con falta de fuerza. Volvieron a abrir los circuitos y ahí me volví a lesionar. Comencé otra vez la temporada lesionado, con dos semanas de entrenamiento. Entonces, ¿me benefició? Por una parte, a lo mejor sí, porque si hubiésemos estado en un campeonato ‘normal’ me tendría que haber perdido alguna carrera, pero no pude rodar en moto los primeros meses, ya que las pistas estaban cerradas y yo no rodé en todo el invierno. En una balanza, yo creo que me perjudicó un poco. Pero bueno, intenté sacar de todos modos el máximo rendimiento según las circunstancias en las que estábamos.  

Y cuando volvieron las carreras, sin aficionados. ¿Cómo cambia correr sin el aliento del público en cualquier parte del mundo?

Correr sin fans es bastante raro. Sobre todo al principio, llegar a un circuito y no sentir esa adrenalina que te dan los fans, su calor a pie de pista,… La atmósfera que crean es totalmente esencial en una carrera de motocross para vivirla en condiciones. De cara al piloto, y de cara al público, parece otro deporte totalmente diferente.  

El 2021 será un año en el que faltarán piezas como Desalle o Paulin. ¿Crees que cada vez se exprime más a la juventud y que los pilotos se hacen ‘viejos’ antes?

Es un tema un poco delicado, porque yo creo que son pilotos que no están esta temporada y no es porque no den la talla para estar en un equipo oficial, o para directamente no estar en una parrilla del Mundial de MXGP. Serán otros motivos, posiblemente económicos, que no se les valore, o que no acepten las condiciones que se les ofrecen. Y bueno, otros pilotos que van subiendo de categoría, que a lo mejor con menos condiciones tienen esa posibilidad de subir y reemplazarles directamente, siendo a lo mejor peores pilotos, así que es un tema un poco delicado. 

Centrémonos en 2021. ¿Cuál está siendo tu preparación? ¿Cuándo y cómo has comenzado? ¿Qué citas tienes marcadas de pretemporada?

Yo he empezado mi preparación en diciembre. Empecé con la preparación física, con la ayuda de Mikel Zabala estuvimos haciendo un programa para poder coger esa base que me ayudara durante toda la temporada. Pasé todo el diciembre en España, la verdad es que hacía tiempo que no pasaba tanto tiempo en España y lo disfruté muchísimo. A parte, allí tuve la suerte también de tener de compañero de entreno una semanita a Carlos Coloma, que hizo la semana más llevadera, ya que el programa de diciembre es siempre un programa complicado, y tener a gente que vaya contigo a entrenar siempre se agradece. En la segunda semana de enero empecé a rodar en moto y de cara al Mundial las fechas están un poco en el aire, y carreras de pretemporada supuestamente haré el Internacional italiano, no sé si completo o no. Así que aún tengo que ver cómo llegaré a las primeras carreras del Internacional italiano y decidir si las hago o no, ya que queda mucho tiempo y me lo tomaré como un entrenamiento.   

Madrid volverá a ser sede del Mundial. ¿Qué destacarías de la carrera que organizó Last Lap en 2020? 

Last Lap hizo un trabajo increíble organizando su primer Gran Premio, y yo creo que tanto pilotos como equipos quedaron impresionados, no solo del circuito, sino también de la organización. Un circuito que estaba superbién hecho, con un trazado diferente, saltos perfectos para las categorías que corrían y todo positivo: excelente para ser la primera vez que hacían un Mundial, increíble.  

¿El objetivo real ya puede ser convertirte en campeón del Mundo de MXGP? 

Si te soy sincero, yo siempre que salgo a pista, salgo para ganar. Entonces, aunque te tienes que poner objetivos digamos realistas, ahora mismo, de cara a este 2021, sí que un objetivo realista. El año pasado, como hemos hablado antes, estaba ya luchando prácticamente por el título, ganando carreras,… Entonces, cómo no, este año vamos a ir a por el título.  

Herlings volvió a tener una dura lesión en 2020, pero sin duda regresará fuerte. ¿Hay que ser muy fuerte para superar tantas lesiones y continuar con las ganas intactas? ¿Qué se necesita para tener esta fortaleza física y mental? 

La verdad es que el motocross es un deporte de mucho riesgo y todos asumimos el poder caernos y lesionarnos. Cada uno intenta superar las lesiones de la mejor manera, yo creo que eso va en la personalidad de cada uno, lo fuerte que es uno para intentar recuperarse lo antes posible para llegar a las carreras, y vuelvo a decir lo mismo: yo creo que es la personalidad de cada uno, cómo es uno mismo, cómo se sacrifica, y es sin duda un piloto muy fuerte.

Cairoli se ha operado de la rodilla y todo apunta a que podría ser su último año en la élite. ¿Le ves capaz de igualar a Everts con su décimo título?

Que se retire este año, por mi parte yo no lo tengo tan claro. Es un piloto que físicamente se encuentra superbién, que su nivel de moto es excepcional,… Entonces, ¿quién sabe cuántos años más puede seguir en el MXGP! En cuanto a si lo veo capaz de conseguir su décimo título, tampoco lo sé, porque eso significaría que si lo consigue él, no lo haría yo, así que voy a hacer todo lo posible para que eso no ocurra, para que no consiga su décimo título (ríe).

Sois compañeros de equipo y hasta vecinos. ¿Qué aprendes cada vez que entrenas a su lado?

Lo bueno de tener a Tony (Cairoli) como compañero de equipo es que es una muy buena referencia para mí. Yo creo que aprendemos el uno del otro, siempre se aprenden muchas cosas viendo a otro piloto rodar. Encima, yo tengo el privilegio de tener a uno de los mejores pilotos del mundo entrenando conmigo, así que, para mí, tener su referencia es super importante para saber también más o menos en qué punto me encuentro.

Seewer acabó siendo muy regular. ¿Entra en la porra de candidatos al título o todavía le falta mostrar más consistencia en sus resultados?

Es complicado poner a un piloto como candidato al título, sobre todo a un piloto que no ha ganado ninguna prueba. Bueno, sí, ha ganado una pero porque me la quitaron a mí, que era el ganador. Entonces, es complicado poner como candidato al título a alguien que no ha ganado nunca una prueba, porque hay un paso bastante grande. Este año ha sido regular, el año que viene veremos lo que podemos hacer también los demás. Es un deporte complicado y muchas veces los mejores también se lesionan, y es por eso que otros pilotos salen beneficiados, así que espero que este año sea, a nivel de lesiones, un año bueno para todos, que todos estemos bien de salud, que es lo más importante para ver buenas carreras. A nadie se le desea una lesión, porque las sufrimos todos y es lo peor que te puede pasar. 

Parece que Coldenhoof se está acoplando muy bien a la Yamaha y ya demostró que podía hacer mucho daño sobre la GasGas. ¿Qué puntos destacarías del holandés?

Coldenhoof es un piloto muy bueno, sobre todo en la arena, aunque también ha demostrado en otras ocasiones que en terreno duro puede ir muy rápido. Es un piloto que se toma su trabajo muy en serio, es un atleta, yo he tenido la oportunidad, cuando estaba en KTM, de entrenar varias veces con él, y ahora mismo, si lo sigues un poco desde fuera, ves que es un chaval que se lo toma super en serio, y eso es algo que me gusta mucho. Es superprofesional, y eso es de admirar.  

Sigues siendo el rey de las salidas. ¿Cómo influye y por qué una buena o mala salida en estos momentos? ¿Se deberían modificar muchos circuitos para ver más espacios de adelantamiento?

Las salidas son un tema para perfeccionarlas. Sí que es verdad que se tienen que entrenar, pero en mi caso es algo que me sale de forma innata y tengo la suerte de tener esa concentración que es imprescindible en una salida, esa reacción de valla, esos movimientos que me salen de forma natural y que te ayudan mucho después en una carrera. Es decir, con una buena salida evitas choques en la primera vuelta, o caídas, y es mucho más seguro tener esas buenas salidas. En cuanto a los espacios de adelantamiento, estamos corriendo en circuitos bastante pequeños en los que resulta complicado pasar, ya que hay pocas opciones. También, según cómo se trabaje el circuito, puedes tener más o menos opciones de adelantamiento. Va todo un poquito relacionado: si los circuitos son pequeños, se tendrá que trabajar más en los circuitos para poder proporcionar más opciones; en circuitos más grandes, será más fácil. Así que son dos cosas que van, digamos, de la mano.

Eres muy joven todavía. ¿Crees que el motocross con gasolina será una realidad en diez años? Y si antes se debe pasar al motor eléctrico, ¿cómo lo verías? 

Bueno, espero que dentro de diez años, si sigo compitiendo, sea aún gasolina, ya que a mí me gustan mucho más las motos de gasolina. Aún no me atrae lo que es a parte eléctrica, así que, desde mi punto de vista, pasar a motos con motor eléctrico, le quitaría muchísimo al motocross, ya que se caracteriza también por el ruido que hacen las motos, y quitarle eso cambiaría totalmente el deporte y a muchas personas ya no les llamaría tanto la atención.

Mucha suerte en la nueva temporada y gracias por tu atención…

Más posts sobre

Onboard Magazine 143


¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter