Guillem Farrés listo para su debut en el AMA Supercross – Entrevista –

farres shooting 24

El catalán entrará en acción este sábado 3 de febrero en la cita inaugural de la categoría 250SX Costa Este, prueba número 5 del AMA Supercross.

Guillem Farrés tuvo una temporada 2023 complicada. Dos lesiones, mucha burocracia y el hecho de tener que amoldarse a la vida americana hicieron que su año junto a Star Racing Yamaha no fuera todo lo fructífero que esperaba y esperábamos. Pero estuvo y está haciendo las cosas tal y como tocan poniendo el trabajo por seguir viviendo el sueño en su foco de cada jornada. Fruto de ello, y de otros muchos aspectos, el catalán recibió la oferta de entrar en el equipo oficial Rockstar Husqvarna para disputar el AMA Supercross y el AMA Promotocross 2024, una oportunidad que no llega cada día y que, de bien seguro, le sabrá sacar el máximo partido.

Entrevista publicada en Onboard Magazine Nº 139 – Noviembre 2023

Se ha mudado a la localidad de Clermont, también en Florida donde residía junto a su anterior equipo; vive con su excompañero en Yamaha Levi Kitchen, que correrá para Procircuit Kawasaki en 2024, y está a las órdenes del reputado preparador Aldon Baker. Parece que la cosa pinta bien…

Hablamos con él largo y tendido y esto es lo que nos explica…

Ya un año en Estados Unidos… nos comentabas que al llegar el papeleo que tuviste que hacer fue mucho ¿ya todo en regla? Explícame un poco cuál fue el proceso para conseguir estar cien por cien ‘legal’ y si todo eso también te supuso demasiado tiempo como para centrarte única y exclusivamente en los entrenos y la competición.

El tema del papeleo, al final es estar hablando con abogados, pasando información, documentos, … Lo más difícil fue que, mientras estaba haciendo todo este proceso, tenía que salir del país, porque pasaban los noventa días y entonces tenía que ir otra vez a casa, pasar unos días allí… Antes de la carrera de Pala Raceway, el año pasado, estaba acabando de tramitar el visado, por lo que unos veinte y pico días antes de la carrera estaba en Madrid, sin entrenar, sin moto y sin nada.

Dos lesiones duras. ¿En algún momento pensaste que se podía acabar antes de tiempo tu sueño de seguir en USA? ¿Pasaste por momentos complicados?

Pasé por momentos complicados, porque estar solo aquí y tener una segunda lesión que al final no es por tu culpa… la primera al final no fue nada, fueron tres semanitas o un poquito más y ya está, pero la segunda fue un mazazo. Me tomé las dos primeras carreras con un poco más de tranquilidad, porque sabía que es un campeonato largo, con once carreras, y verte así de repente en la tercera carrera duele. La verdad es que me sentía superbién en ese circuito… Sí, al final es algo duro, toda la temporada fuera, fue bastante duro.

“Yo en Europa no había estado en un equipo oficial, en un equipo factory, y la verdad es que aquí me limito a entrenar: entreno, voy a casa, recupero y hago todo lo posible para estar a tope el día siguiente”. Foto: JP Acevedo

Explícame también en qué momentos te viste más fuerte y por qué.

Los momentos más fuertes… antes de mi lesión, la verdad, en que me sentí muy bien en Thunder Valley, que era un circuito que creo que se adaptaba mucho a mi pilotaje, con muchísimas roderas,… En los entrenamientos no pude hacer vuelta del todo y estaba en séptima posición, muy cerca del top 4. Es el circuito en el que me sentí mejor, mejor que en las dos primeras rondas.

Dame una valoración global de tu paso por Star Racing.

La verdad es que del equipo de Star Racing Yamaha me llevo muchas amistades, muy buena gente, gente que me ha ayudado muchísimo en todo este proceso de papeleo, como Gareth Swanepoel, con el que aún seguimos en contacto. Al final hizo mucho por mí, estuve viviendo con él un par de meses. En general, me llevo muchas cosas buenas de Star, una amistad muy buena con Justin Cooper.

¿Cómo llega el contacto con Husqvarna Factory? ¿Tomas rápidamente la decisión de cambiar de equipo?

Sabía que había una plaza libre en Husqvarna Factory. Hubo varias personas que me recomendaron al equipo y yo estaba dispuesto y necesitaba un cambio. Se abrió la puerta de Husqvarna justo el día de Thunder Valley y sabía que tampoco tendría una opción tan buena como esta, y allí se empezó a hablar y se empezó a formar todo un poco.

“Mi mecánico en Florida se llama Joel Lee, trabajaba para Ryan Dungey y para Marvin Musquin” – Foto: JP Acevedo

Estás en plena pretemporada, ya falta menos para volver a la competición, ¿qué esperas de tu temporada de Supercross?

En mi temporada de supercross, yo lo que quiero es estar en cada ronda. Cada día que voy al circuito mejoro, mejoro y mejoro, y creo que estamos en el buen camino, la verdad. Tengo muy buena gente alrededor, la moto nueva para 2024 va muy bien, bastante mejor que la otra, y la verdad es que estoy contento.

¿Y en Motocross?

El tema del motocross, espero poder estar en el podio. Este año me quedé con las ganas. Yo me veía capaz de poder estar en el podio en alguna carrera. Al final, las dos primeras rondas, como yo entreno aquí en Florida, que es un terreno arenoso, correr en Pala Raceway y Hangtwon, que son circuitos duros y en los que no había muchas trazadas y roderas, fue bastante difícil para mí para adaptarme. Soy español y los circuitos allí son de este tipo, pero hace mucho tiempo que no entreno en aquellos trazados. Thunder Valley y los circuitos que venían el año pasado después era más de mis características, pero no pude estar corriendo. Pero bueno, en 2024 espero eso, poder estar en el podio.

“La gran diferencia entre América y España es que aquí están los training facilitys y hay muchísima gente que solo se dedica desde 65cc en adelante. ” – Foto: JP Acevedo

Estuviste entrenando con Jorge Prado. ¿Cómo lo viste? ¿Crees que puede llegar a ser un piloto Top en USA algún día?

Estuve desde el primer día hasta el día que se fue. En el primer entrenamiento de Jorge estuve allí y vi su evolución, y la verdad es que fue espectacular cómo evolucionó tanto en tan pocos días. Yo creo que Jorge tiene un talento innato y ya se vio al final de sus dos semanas de estancia. Estuvo pocos días, pero, la velocidad y la soltura que tenía eran brutales.

Si te encontraras en su situación, y después de conocer lo que hay en el Mundial (Europa) y en USA, ¿qué dirección tomarías?

Es una situación difícil, no sé cuáles son sus tratos ni qué quiere hacer. Yo creo que USA al final es una buena opción. Jorge siempre va a poder volver al Mundial, es un piloto reconocido y siempre va a poder volver al Mundial si aquí no le salen las cosas bien. Pero yo, sí, después de haber ganado el Mundial, yo lo intentaría.

Después de probar la Husqvarna de fábrica y de haber estado con la Yamaha, también de fábrica, explícame un poco las diferencias entre la japonesa y la austriaca.

La Husqvarna nueva me ha sorprendido porque el chasis nuevo hace que sea muy fácil de girar. Sí que es cierto que, cuando estuve entrenando motocross en circuitos de arena, tuvimos que cambiar algunas cositas con el tema del balance, porque parecía que la moto tenía mucho peso delante. La Yamaha que yo tenía en Star era una moto muy rígida, bastante más rígida que la Husqvarna, así que tuve que cambiar a tijas de serie, llantas de serie, para ponerla un poco más a mi gusto. Y esas serían las diferencias más bestias.

Y el nuevo equipo humano con el que trabajas, ¿es cómodo? ¿Quién es tu mecánico? ¿Te ha costado amoldarte a la nueva estructura?

La verdad es que estoy muy contento con mi equipo. El team manager y el coordinador del equipo son Nathan Ramsey y Sean Murphy, son superbuena gente y me han ayudado muchísimo, como si ya hubiera estado con ellos, como si los conociera de toda la vida, y eso me ha facilitado mucho las cosas. Incluso cuando estamos en California están cada día en los circuitos, a Florida vienen de vez en cuando… Pero un team manager como él me está ayudando mucho, tiene mucha experiencia en el supercross. En cuanto a mecánicos tengo dos, uno en Florida y otro en California. Mi mecánico en Florida se llama Joel Lee, trabajaba para Ryan Dungey y para Marvin Musquin estos últimos años. Y en California, el mecánico de carreras se llama Jack Richards y la verdad es que muy bien, muy buen rollo, cada día en el circuito. Es nuestro trabajo, pero da gusto hacerlo teniendo alrededor a esta gente.

En España cada vez hay menos pilotos en las parrillas, algo que no sucede en ninguna carrera americana. ¿Qué cambios crees que se podrían adaptar aquí para reflotar este deporte?

La gran diferencia entre América y España es que aquí están los training facilitys y hay muchísima gente que solo se dedica desde 65cc en adelante. Toda la familia está dedicada al motocross… Yo creo que es más una cosa económica, también, comparado con España, y un poco el estilo de vida. En España no hay nadie que sacrifique todo esto por las motos, irse a un sitio u otro… Hay muy poca gente que lo haga. Es una cultura diferente. Yo creo que aquí lo ven como una forma de llegar a ser pilotos profesionales y en España se ve más como un hobby. Es difícil, cambiar estas cosas, pero aquí la gente se dedica a ello desde una edad muy pequeña, así que hay mucha, muchísima gente alrededor, que van a todas las carreras. Hay niños de 65cc que tienen camiones… Es otro mundo.

De Baker’s Factory, ¿qué es lo que más te ha sorprendido?

Lo que más me ha sorprendido es lo limpio que está todo y lo bonitos que están todos los circuitos, el césped… es brutal.

¿Puedes detallarme una semana de entrenamiento junto a Aldon?

Ahora mismo, en estas semanas que estamos haciendo bootcamp, que es un poco más duro, hacemos unos tres días de gimnasio, que suelen ser lunes, miércoles y viernes; cuatro días de moto, que son lunes, martes, jueves y viernes; después, los miércoles y sábados hacemos bici, una hora y media de bici de carretera; los domingos corremos 20 minutos, es lo único que hacemos los domingos; los días que hacemos moto, antes de montar hacemos unos 25 minutos de bici de warm up; y muchas veces hacemos también estiramientos y movilidad después o antes de ir en moto.

¿Cambian mucho los métodos de trabajo con él respecto a lo que habías podido vivir anteriormente, ya sea en Europa o en USA?

Yo en Europa no había estado en un equipo oficial, en un equipo factory, y la verdad es que aquí me limito a entrenar: entreno, voy a casa, recupero y hago todo lo posible para estar a tope el día siguiente. En Europa yo estaba lavando la moto, trabajando la moto… muchas otras cosas de las cuales ahora no me tengo ni que preocupar. Ahora tengo las gafas preparadas cada día, las botas lavadas, el casco,… y no me preocupo de nada. Son cosas simples que al final ayudan. Ahora me dedico a entrenar y ya está.

Más posts sobre

Onboard Magazine 142

¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter