Entrevista Jeremy McGrath

 

Uno de los grandes del Supercross abrió las puertas de su casa en California a Onboardmagazine y esto es lo que pudimos ver y lo que nos contó …

Jeremy McGrath nos vino a buscar a la puerta de entrada de su impresionante casa a lo alto de una colina dentro de una comunidad privada en Encinitas, lugar cercano a Carlsbad en el sur de California. Después de las más de cuatro horas que estuvimos en la residencia de McGrath haciendo entrevistas, hablando sobre los niños, de su familia, de la crema de cacahuete y de Valentino Rossi, del que Jeremy es un gran fan y mantiene una relación esporádica, nos enseñó el impresionante garaje con sus preciados juguetes y caminamos también por su pasillo de trofeos y recuerdos. Sin duda podemos afirmar que McGrath es el perfecto anfitrión.

Su amabilidad, su carácter servicial y sus cuarenta años de edad son la antítesis del estereotipo de “Leyenda” del deporte. McGrath no miró el reloj en ningún momento durante nuestra visita, y prestaba toda su atención en hacer bien sus declaraciones y en estar lo mejor posible en la sesión de fotos estábamos realizando. Mientras los fotógrafos Ray Archer y Juan Pablo Acevedo buscaban una serie de localizaciones para realizar la sesión de fotos, Jeremy nos hablaba largo y tendido tanto de su familia como de su carrera deportiva.

En el día a día de McGrath hay una clara división entre el hombre que está fuertemente unido a las motos y a los deportes del motor y la vida que lleva en casa con su mujer Kim y sus dos jóvenes hijas, Rhowan y Bergen. Jeremy todavía se mantiene en forma gracias a la participación en carreras de camionetas, su papel como probador de Honda y sus numerosas apariciones en revistas y eventos con sus sponsors. Después de caminar por su garaje entre bicicletas, Motos CRF, Motos de velocidad y motos de agua, pasamos por el área del gimnasio hasta llegar a la habitación de la “Victoria”, que es la que une la vida del piloto más famoso del Mundo con la de su vida normal. Durante todo este recorrido, McGrath nos cuenta que no quiere tener nada de su vida profesional en su casa y por eso hay estas dos claras separaciones de su propiedad que simbolizan a la perfección a este hombre; multi-talentoso, versátil y piloto pasional que ha tenido el mundo a sus pies, además de ser una gran persona con unos valores muy fuertes que se traducen en un gran hombre y un padre extremadamente orgulloso.

Nos resultó muy fácil llegar a esta conclusión simplemente pasando la mañana con Jeremy McGrath, ya que es un gran hablador y el grado de accesibilidad a este gran campeón va totalmente en contra de lo que uno se espera de una persona tan reservada y tan profesional como lo son los innumerables posters, fotos, camisetas, trofeos, DVD, libros, videojuegos y toda esa “parte de negocios” que esa parte de la casa contiene.

Jeremy McGrath es una persona muy influyente y con mucho éxito, y actualmente sigue siendo un referente de un deporte que dominó durante casi una década. Con sus logros y el modo en que consiguió crear una “marca” de si mismo podríamos llenar varias páginas, pero él nos cuenta su propia historia.

Su perfil se renovó con gran ímpetu en el 2012 al crear el equipo Supercross.com Honda junto con Larry Brooks. El futuro del equipo, que inicialmente contaba con Andrew Short, es ahora dudoso después de su ausencia en ocho eventos del campeonato de Supercross. Pero durante nuestra visita en enero pudimos ver que el multi-campeón de Supercross tiene intenciones de estar presente en las 17 carreras del AMA Supercross de la próxima temporada.

Onboardmagazine: Cuéntanos un poco sobre tu vuelta al Supercross con el proyecto de este nuevo equipo…

Jeremy McGrath: Nunca llegué a imaginar que podría volver a tener mi propio equipo. Lo tuve durante cuatro años y cuando me retiré pensé “demasiado trabajo y demasiado stress”, así que lo dejé. Diez años más tarde aquí estoy otra vez. Todo empezó porque Larry Brooks es un gran amigo mío y en ese entonces dejó de estar involucrado con el equipo L&M. Estuvimos hablando durante bastante tiempo y las estrellas se alinearon en el momento justo. Antes yo era piloto, propietario y operador, pero en ese momento mi papel requería utilizar mis contactos y las buenas relaciones que tengo. Una de ellas es con Honda y esa fue la clave. Larry y yo vamos a medias en este proyecto, pero es él quien lleva el día a día porque es una persona muy organizada. De hecho es él quien lleva el equipo. Yo prefiero ser la cara del equipo, hacer de relaciones públicas, hablar con toda la gente que he conocido durante todos estos años y también ayudar a Andrew, nuestro piloto actual, con cualquier tipo de preparación metal. Mi intención no es entrenar a alguien -este no es mi trabajo- pero si alguien necesita mi ayuda, allí estaré. No quiero ser sobreprotector o ser el típico jefe de equipo exigiendo el 200 por cien, soy muy sensible con el piloto … Todavía me considero un piloto.

OM: Un calendario con 30 carreras supone un gran esfuerzo, y después de haber completado 15 temporadas, debes sentirte como volver a estar muy ocupado …

JM: De hecho lo pensé mucho y una de las cosas que me planteé fue o bien ceñirme sólo al Supercross o también hacer motocross. Ahora mismo creo que realmente no puedes competir si sólo quieres hacer SX, especialmente si eres un piloto puntero, y tampoco quería limitarnos a los pocos pilotos que sólo quieren hacer Supercross. Así que ya puedes deducir mi respuesta! No voy a estar en todas las carreras y mi objetivo no es salir a la carretera y empezar a viajar otra vez. Mi objetivo es hacer un poco de negocios y utilizar los contactos que he realizado durante todos estos años.

OM: Después de tu experiencia llevando a todo tu equipo, ¿qué pensaste cuando Chad Reed llegó a lo más alto con el Two Two?

JM: Al principio era muy escéptico cuando lo hizo por primera vez.

OM: ¿En serio?

JM: Sí, porque todo giraba alrededor de él. Era una situación muy dura y él hizo una gran trabajo. Recogerá los frutos más adelante, pero tuvo que estar al pie del cañón desde el principio.

OM: Te vemos muy involucrado con los rallys, coches y Monster Energy….

JM: Estoy muy agradecido de poder estar involucrado en una empresa como Monster, porque son una de las pocas compañías que pueden apreciar una posición como la que tengo yo ahora mismo. No estoy en los circuitos muy a menudo pero Monster se ha portado muy bien. Los propietarios son mis amigos y los conozco desde hace muchos años. Valoro muchísimo nuestra relación y llegamos a hacer muchos proyectos divertidos juntos.

OM: Esta relación parece más una gira en la que recoges tu cheque al terminar la actuación …

JM: Éste es el escenario. Como piloto puedo decirles “hey, salimos y hacemos esto …” Y ellos te dicen “por supuesto, vamos a por ello!!” así que puedes tener esta gran apoyo detrás de ti. He llegado ha vivir algunas experiencias que nunca habría llegado a hacer por mi mismo. Se involucraron cuando me pasé todo un verano corriendo en coches con Dale Jnr por pura diversión, ellos lo hicieron posible. Lo que está genial es que realmente les interesa la “marca de Jeremy McGrath”, si quiero ir a esquiar, surfear o cualquier cosa, ellos siempre apoyan mis proyectos como lo hacen con sus atletas. Monster es una marca con un estilo de vida, es multidimensional y es perfecta para una persona como yo a quien le gusta hacer muchas cosas diferentes.

OM: En este punto de tu vida con una familia joven, proyectos divertidos y teniéndolo todo arreglado, ¿no te tienta la idea de decir “vamos a dejar las carreras y vamos a la playa”?

JM: Ja! Te puedo asegurar que justo una semana antes de Anaheim 1 estaba pensando justamente eso. Pensaba “como puedo escaparme de esta vida que tengo ahora mismo!!!” Pero intento afrontar las cosas a medida que van llegando. Intento hacer lo mejor que puedo cuando llega el momento de tomar responsabilidades, y mi familia, por su puesto, está en primer lugar. Afortunadamente, no tengo que trabajar una jornada de 9 a 5 y puedo pasar muchísimo tiempo con mis hijos y mi mujer, tenemos una gran vida aunque estemos ocupados.

A veces, cuando pienso en mi pasado, me doy cuenta que ser un piloto, a pesar de tener muy poco tiempo, era mucho más fácil. Si alguien te llama solo tienes que decir “No, tengo que entrenar, tengo que correr, tengo que entrenar …” Pero también es muy interesante aprender la otra parte, el mundo del marketing, el mundo de la prensa y el papel tan importante que tienen.

Acabo de cumplir cuarenta años y en cierto punto tendré que hacer una línea y decir “OK, ya he hecho todos los proyectos divertidos”. Las niñas se están haciendo mayores y tendremos menos tiempo para viajar y hacer cosas divertidas con ellas. En diez años tendré ya cincuenta y esa línea la tendré que cruzar en cualquier momento. Me siento joven y sano y todavía queda mucho trabajo que hacer. Si puedo trabajar, porque no!

OM: Cuando empezaste a correr tu objetivo debía ser alcanzar un estatus de profesional, pero cuando el éxito llegó en grandes cantidades, ¿te propusiste crear un imperio?

JM: Nunca empecé a correr por un botín, desafortunadamente hoy en día es por lo que corren. Ves a muchos niños que han nacido y se han criado para hacer dinero para su padres. Yo no escogí esta carrera por el dinero, era tan sólo pura pasión. Quizás me resulta fácil decirlo, pero todo lo material que me ha llegado a lo largo de mi vida ha sido tan sólo un extra. Es algo con lo que nunca había imaginado. Primero, y por arriba de todas las cosas, quería ser un gran piloto de Motocross y mi sueño era correr Supercross, y mi objetivo era dejarme llevar en las carreras, esa era mi meta. Del modo en que fueron las cosas todo fue mucho más increíble de lo que nunca me había imaginado. La mejor parte de todo esto es que no tengo que ir a trabajar cada día. Vengo de la nada y mis padres no tenían mucho dinero, y creo que es por eso que todas estas cosas no son demasiado “necesarias”. Cuando empecé mi carrera profesional como piloto de bicicross también trabajaba en Vaughn’s embolsando fruta, por eso me molesta que mucha gente en el deporte sea un poco arrogante. Estos niños están haciendo muchísimo dinero, y al fin y al cabo ¿que es lo que tienen realmente? Al final sólo quedan tus relaciones, amigos, familiares y gente que te quiere.

OM: Cuando estabas en lo más alto del éxito, ¿cómo llevabas la presión y la tensión que ello conllevaba? ¿Miras ahora hacia atrás y piensas “Lo hice bien”?

JM: Creo que hice un buen trabajo, afortunadamente soy bastante maduro y fui capaz de tratar con muchas cosas sin perder la cabeza. Creo que encontré un gran equilibrio entre aquello que quería dar y aquello que estaba dispuesto a jugarme. Hoy en día parece que los pilotos sean ordenadores, hacen sólo una cosa y nada más. Yo intentaba vivir mi vida como un niño y como un profesional a la misma vez y de hecho te pierdes mucho si eres una persona tan dedicada. Ahora mismo estando aquí sentado estoy muy contento de haber hecho todo esto al mismo tiempo, intentando encontrar ese equilibrio de estar un poco satisfecho conmigo mismo o tan sólo ser un niño intentando llevar las presiones de ser un atleta profesional. Nunca tuve un problema con mis obligaciones, pero me llevó unos cuantos años conseguir esta dedicación porque no era tan bueno en Motocross. Estaba satisfecho ganando Supercross y no me importaba nada el Motocross. Tuve que poner mucho de mi parte y trabajar muy duro para descubrir como podía ganar esas carreras de MX porque todo lo que logré en Supercross me resultó muy fácil y llegó todo muy natural. Tardé varias temporadas en solucionar la otra parte y cuando la gente me decía que no podía hacer algo, entonces realmente me motivaba. Esto debería ser lo mismo para todo el mundo. La gente fue muy dura conmigo y decía “él no va a llegar nunca a ser uno de los mejores porque no ganará en Motocross”, así que me propuse hacerles callar.

OM: ¿Es un síntoma del deporte moderno que los niños de hoy en día se esfuerzan muchos durante una serie de años y luego se retiran a vivir la vida? ¿Tienes que deshacerte ahora de este equilibro “trabajo/diversión” si quieres optar al éxito?

JM: Bueno, ahora es diferente porque todos los niños a los que te enfrentas lo hacen así. Tienes a todos estos padres presionando de diferentes modos, incluso a los 21 o 22 todavía eres un niño y creo que necesitas tener 25 o 26 para entender cuales son tus obligaciones, especialmente cuando ganas tanto dinero!!! Por supuesto es muy duro para lo chicos de hoy en día.

OM: Villopoto está hablando de correr unos tres años más, lo que significa que tendría 26 cuando se retiraría. Carmichael lo dejó a los 27….

JM: Entiendo el porque se retiró RC, estaba muy cansado y realmente lo hizo en el mejor momento posible, hizo mucho dinero. Tanto él, como Reed o Stewart surgieron en un momento cuando la situación económica estaba en lo más alto. Villopoto también hará mucho dinero, así que estos chicos no tienen porque correr o competir por tanto tiempo si no quieren, pero tienes razón cuando dices que Villopoto no parece que se divierta sobre la moto…

OM: Pero si lo miras desde un punto de vista deportivo y no desde el punto de vista de Villopoto, mucha gente disfruta viéndolo y siguiéndolo en las carreras y es una lástima que no lo siga haciendo durante muchos años más.

JM: ¿Sabes que es lo que crea esto? Una carrera corta se crea con un gran sueldo. Estos chicos están muy bien pagados y entonces dicen, “ya no necesito hacer esto nunca más”. Ahora Reed es el chico grande y también Stewart, y cuando se canse de caerse cada semana, entonces probablemente también se retirará. Yo tuve que alargar mi carrera. Tuve que correr durante tanto tiempo porque nadie se retiró antes que yo. Ya habían hecho dinero, pero aún tenía que ir a trabajar. Pero ahora es diferente porque no tienen que estar cerca de lo más alto por mucho tiempo … lo cual me va bien porque de esta manera mi record queda un poco más a salvo!!!

OM: Motocross y Outdoors, ¿qué recuerdos tienes de ello? ¿Piensas “he ganado ambos”? La gente ve a Carmicheal cómo el GOAT (el mejor de todos los tiempos) y a ti como el master original, ¿es correcto? ¿Cómo evalúas el título nacional?

JM: Miro hacia atrás y me hubiera gustado esforzarme más un poco antes porque al final se me daba bastante bien. Emig era mi rival principal en ese momento y él era muy bueno en Outdoors. Entonces descubrí como ganarle, ser bueno y cómo dominar, y realmente tendría que haber ganado en el 96 pero me lesioné. Ahora pienso “tío, hubiera sido genial tener dos o incluso tres de esos títulos” pero estoy completamente satisfecho. Era un sueño poder llegar a correr, después ganar, después ganar mucho, después parar y no tener que trabajar: Esos eran mis objetivos claves. Por ello no puedo decir “tendría que haber ganado más”… ya gané mucho!!!

OM: Aunque sólo tienes cuarenta años … ¿cómo te sientes sobre tu legado?

JM: A mi me resulta divertido pensar en mi mismo como un tipo de “leyenda”. No soy la típica persona que viene y dice “Hey Man, I´m Jeremy McGrath, the Supercross Star”. Es muy raro para mi, creo que es un producto de como he sido educado y también debido a la edad avanzada en la que empecé a correr, no comencé hasta que tenía catorce años. No me veo a mi mismo de este modo.

OM: ¿Hay alguna carrera que tienes grabada, no porque decidiera un título o fuera un victoria fácil, sino porque demostraba algo de tu carácter y tu talento?

JM: Creo que el año 1997 siempre destacará porque fue el año que corrí con Suzuki. Fue un año de maduración porque tuve que tratar con muchísimas adversidades por lo que respecta a la moto y con toda la situación en general. Haber sido capaz de salir de esa situación y ser capaz de volver a ganar tres veces más después de eso … creo que dice mucho. Podría haberlo dejado, de hecho mucha gente lo hace cuando atraviesa una situación de este tipo, pero me mantuve y trabajé muy duro para asegurarme que no caía en el agujero y desaparecía. Afrontar mi vuelta después del desastre del 97 – terminé en segunda posición, nada mal, pero fue un desastre considerando los estándar que yo había marcado – fue una gran hazaña.

OM: Has trascendido en el deporte ¿tienes una anécdota sobre estar en esa “estratosfera diferente”?

JM: Hmmmm. He sido muy afortunado de conocer a muchísima gente y las mayores estrellas del deporte para mi han sido Michael Jordan y también Shaquille O´neal. Fuimos a ver un partido y después fuimos a los vestidores a decir “Hola” y antes de que yo pudiera decir nada él me dice “Hey Jeremy, What’s up?” y yo me quedé “WHOAH!!! Shaquille O´neal sabe quien soy”. Esa experiencia fue muy divertida y todavía me siguen pasando cosas de estas hoy en día porque soy un gran fan del deporte. Me mantengo en contacto Jimmy Jonson (Estrella de la Nascar) por teléfono, soy un gran fan y cuando veo su nombre en la pantalla de mi móvil pienso en él como el cinco veces campeón y no me puedo creer que esté hablando con él. Me sucede los mismo con Valentino Rossi, me vuelve loco la MotoGP, y él es mi favorito, por supuesto me encanta también Nicky Hayden, así que cuando voy a MotoGP y ellos dicen “WHOAH McGrath” … yo estoy tan sorprendido de conocerlos, como ellos lo están de mi. Esto es increíble! Hay gente a la que conoces que son sólo fans del deporte y te encuentras con reacciones muy divertidas. Todavía me sorprendo cuando tengo la posibilidad de conocer gente de la que yo soy fan, es sentimiento puro.

OM: Hablaste de Suzuki hace un minuto, ¿hay algún momento en tu carrera en el que crees que deberías haber escogido otro camino?

JM: Mira, el año 97, aunque fuera duro, tomé la decisión correcta. Lo que le había pasado a Honda y la transición de pasar del cuadro de hierro a aluminio, no me dejó otra opción que irme a Suzuki. Hubiera sido genial haber podido cerrar un trato con Yamaha más temprano, pero ya era demasiado tarde y tengo que dar muchas gracias a Suzuki por haberme contratado. Roger de Coster, Mel Harris y todo su equipo lo dieron todo para sacar este programa adelante.

Si miro ahora hacia atrás, no creo que cambiara ninguna de mis decisiones … a lo mejor cambiaría el momento en que fui a KTM o cuando decidí correr con KTM cuando me retiré, pero lo que mucha gente no sabe es que cuando firmé el contrato era con la idea o la meta de construir una nueva moto. Una vez que el trato estaba cerrado cambiaron su idea de crear esa moto, así que me engañaron. Es una gran satisfacción ver el éxito del que están disfrutando ahora, la gente de KTM son geniales y forman un gran equipo, en mi caso particular y en las circunstancias con la que nos encontrábamos desafortunadamente no funcionó.

Como piloto y campeón – cuando fui tercero en el 2002 y Yamaha decidió invertir su dinero en otra persona – eso me hizo mucho daño, fue como un manotazo en la cara. No habían ganado un título de Supercross desde 1981 y yo gané tres seguidos para ellos. Luego fui tercero en el campeonato ¿y no quisieron renovar mi contrato? Tengo muchos amigos en Yamaha y eso para mi fue insultante … No creo que los dirigentes supieran lo que estaba pasando, sino no lo hubieran permitido. Como atleta estaba muy enfadado, quería irme y hacer este otro contrato (con KTM) para darles una patada en el culo. Pero no funcionó y creo que fue un error pensar que funcionaría. Cuando estás en esa posición, como en la que yo estaba en Yamaha, tu objetivo es seguir “consiguiendo” y hacer cualquier cosa para devolvérselo. Nosotros como pilotos, desafortunadamente nos olvidamos que el tiempo lo pone todo en su lugar, no importa en la moto con la que corras. Pararé en algún momento, pero siempre he intentado vivir el momento y me imagino que simplemente fui una victima de las circunstancias. Cuando ganas tanto, automáticamente asumes que seguirás ganando durante el resto de tu vida, y esto no pasa!!! Hay una pequeña ventana en la vida – quizás dos años si eres bueno y tienes suerte – y si no lo consigues no hay nada que hacer.

OM: ¿El espectáculo sigue siendo el mismo?

JM: El aspecto del paddock ha cambiado, yo apenas viví la época de los grandes camiones, pero las carreras siguen siendo las mismas. Hecho de menos las dos tiempos, su olor y su sonido. Las motos simplemente dan la sensación de que son fáciles de pilotar, aunque sean rápidas y potentes, pueden ir realmente muy rápido. Creo que ha desaparecido un poco el desafío, ahora mismo puedes saltar cualquier cosa, porque son muy rápidas. Mejoran al piloto lento, así que esta parte es un inconveniente.

OM: En referencia a los sponsors, parece que las bebidas energéticas se han hecho un gran espacio en el deporte y se parece a cuando el tabaco lo dominaba todo en los 80 y 90 …

JM: Por la demografía de nuestro deporte es una unión perfecta y podríamos decir que han dado un empujón al deporte, pero lo podríamos dar vuelta y decir que ha sido el Supercross y el Motocross los que han ayudado a crear estas marcas. Creo que todo tiene su momento y esta gente no quiere volverse loca con la marca porque saben que se puede volver en su contra. Se unen a la gente correcta y se ciñen a esto. Por supuesto las bebidas energéticas han dado un subidón al Supercross, pero no creo que si no estuvieran el deporte hubiera terminado de otra manera. A lo mejor el dinero que aportan sería un poco diferente pero quizás tendríamos mejores actitudes!

OM: Con todas estas carreras tanto Indoor como Outdoor, ¿hay algún peligro de que el deporte se coma a si mismo?

JM: Es difícil de responder a esto, soy un fan del deporte pero creo que 17 carreras son muchas, quizás sean demasiadas. Creo que deberían haber 13 o 14 y lo mejor 10 Outdoors, pero si los fans siguen ahí, van seguir haciéndolo; es un espectáculo. Creo que la parte más dura de nuestro deporte es que creo que existen tres entidades; tenemos a FELD, a la AMA y a las marcas. Todos miran por sus intereses y hay demasiados jefes, así que no se puede tomar una decisión acerca de una reducción de calendario. Por otro lado, estoy seguro que las marcas pagan suficiente dinero a sus pilotos para que piensen “Hey, tendrían que estar ahí afuera”. Si te fijas en la Nascar esos atletas hacen muchas carreras pero no tienen un programa semanal de 7 días como lo tiene un piloto de Motocross. Además existen las lesiones, y no es cuestión “SI”, sino de “cuando”. Si miramos hacia Europa parece que apenas tengan carreras, pero hay una 15 o 16 pero están muy repartidas.

OM: Tu has hecho carreras por todo el mundo, ¿es una lástima que la gente en Tokio, Paris o Barcelona no puedan ver correr a Villopoto?

JM: Sí, lo es. Solíamos ir a Japón a correr y es muy raro pensar que ahora no vamos a ninguna parte, no lo se, parece que esto es lo quieren los nuevos pilotos de Supercross americano.

OM: Tu eras diferente, y querías correr fuera….

JM: Me apuntaba a todo, me encantaba. Teníamos que hacer las carreras en Japón, pero ahora los pilotos no van a ninguna parte. A lo mejor hacen Bercy … en cambio yo hice Bercy doce veces!!! Corrí en Barcelona 10 veces, Madrid, Holanda, Suecia, Alemania, Australia, he recorrido el Mundo y fue increíble.

OM: He preguntado a una o dos personas en la sala de prensa para que te hicieran una buena pregunta y Lex de Supercross.com me dijo que tenía que preguntarte por tu papel como padre. ¿Es realmente algo tan importante para ti?

JM: Primero de todo tengo que decir que tener un familia es un gran logro para mi. Me casé con Kim cuando tenía 30 años y no la conocí hasta que tenía 28, y tuve suficientemente tiempo para hacer todo lo quise antes, y esto es muy importante. Tener hijos fue fantástico y poder tener el tiempo para estar con ellos cada día, llevarlos al colegio cada día, irlos a buscar y salir con ellos, es algo que no mucha gente en este mundo puede hacer. Es un orgullo para mi intentar ser el mejor padre posible. Mis padres lo son todo para mi, y creo que es importante estar ahí, estar al lado de tus hijos cuando los educas. Existen tantísimas cosas hoy en día que tienes que estar muy activo con ellos porque creo que si no se pueden ir!! Para mi ser padre es súper importante, mucho más que cualquier cosa.:

 

 

Más posts sobre

Onboard Magazine 145

¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter