El presente de Davi Millsaps: Problemas motrices y de vista

Davi-Millsaps-retires-2

Tres años después de su retiro Millsaps sigue lidiando con las secuelas que dejó la lesión que le obligó a dar un paso al costado en su carrera deportiva: “Esta lesión de cabeza me ha consumido la vida. Por primera vez en mi vida pensé en el suicidio.”. Texto: Santiago Crevoisier/Pasion por el MX

Millsaps siempre fue considerado un piloto propenso a las lesiones. Aun así, nunca fue impedimento para encontrar lugar dentro de una estructura oficial. Su previo pase por Suzuki en 2013 ganando la ronda de inicial y peleando el campeonato con Villopoto elevaron toda expectativa. A pesar de no competir en 2014 por una lesión de rodilla y tener un endeble regreso con Monster Energy Kawasaki, Millsaps continuó poniendo resultados regulares para el equipo KTM Rocky Mountain; un quinto lugar en la tabla de posiciones del campeonato 2017 le dio la oportunidad de plantar su firma con Monster Energy Yamaha a finales del mismo.  El último contrato.

El 10 de octubre de 2017 en el circuito de entrenamientos de Yamaha, en Corona, Millsaps se encontraba entrenando para la Monster Energy Cup, carrera en la cual esperaba debutar con el equipo,  y en la cual se le consideraba una de las figuras por ser el ganador cuatro años atrás. Ese 10 de octubre comenzaba una pesadilla en el día a día de Millsaps, una odisea de cambios con la que debe –y deberá- lidiar en su vida.

“El viernes pasado en la pista de pruebas sufrí una fuerte caída. Estuve inconsiente  y sufrí una conmoción cerebral severa y la fractura de un codo. Me llevaron de urgencia al hospital y me dieron de alta el lunes. Para ser honesto, no recuerdo mucho. Mi cerebro recibió un golpe muy duro.” Davi Millsaps vía instagram 12/10/2017

Meses más tarde, en febrero de 2018, anunciaba su retiro. 

Hoy, a la edad de 33 años, el ex campeón 250SX Costa Oeste de 2006 fue invitado en el programa PulpMX Radio donde rompió el silencio sobre dicha lesión y admitió que su vida sigue siendo una lucha constante debido a aquella conmoción cerebral, y aun sufre los síntomas post traumáticos. 

“Desde mi lesión en la cabeza hace 3 años, todavía tengo síntomas postraumáticos. Afectó mi vista, no puedo ver de lejos, no puedo ver las señales de tráfico cuando conduzco. Tenía una agudeza visual de 20/20 antes. Me pongo los anteojos y no cambia nada. Han pasado tres años y los médicos me dijeron que podría llevar entre 3 y 7 años mejorar. De hecho, no se ha hecho ningún daño permanente a los lugares donde tengo  problemas hoy. El daño permanente fue en mis habilidades motoras, por lo que los médicos no pudieron dejarme montar de nuevo. Esta lesión arruinó mis emociones, mi motivación, quién era yo … Solo he montado dos veces desde mi accidente con mi hijo. Lo que más me molesta hoy es realmente la vista. Cuando conduzco a un lugar que no conozco y mi esposa me dice que gire en la calle X, le recuerdo que tiene que guiarme porque no puedo ver las señales. Por la noche,con los faros encendidos, si un automóvil pasa por delante, mi cerebro no puede procesarlo, así que tuve que dejar de conducir de noche. Me han dicho de 3 a 7 años, pero ahora estoy aprendiendo a vivir así.

Montar Motocross es lo que he hecho durante 27 años de mi vida. Yo diría que extraño la competición, extraño pilotar, extraño estar en buena forma física. Incluso si andas en bicicleta o haces ejercicio, se siente diferente. Es una locura, pero saltar un triple, una línea de meta, lo echo de menos. Creo que lo que más extraño es tener un propósito cuando me despierto por la mañana, lograr algo por mí mismo. Obviamente ahora tengo hijos, pero el objetivo es diferente. Puedo hacer lo que quiera con mis hijos, pero si todavía estuviera montando, podría hacer ejercicio mientras ellos están en la escuela y volver a casa por la noche para cuidarlos. Cuando tuve esta lesión en la cabeza, volví a los momentos más oscuros de mi vida. Siempre he sido un chico despreocupado, un chico que se dejaba llevar por el sentimiento, que avanzaba, que no se detenía en el pasado…

Esa herida en la cabeza, me consumió, consumió mi vida. Puedo hablar de eso ahora, pero fue la primera vez en mi vida que tuve pensamientos suicidas, sin ninguna razón. Sentí que era más fácil detenerlo que seguir viviendo mi vida así. Todos estos pensamientos pasando por mi cabeza… fue realmente extraño. Llegó al extremo de despertarme en medio de la noche porque mi cerebro nunca se detuvo. Me las arreglé para salir de esto, y el CBD  [Aceite canabico] realmente me ayudó a salir del abismo. Fue muy difícil, pero yo diría que los últimos 6 meses ha mejorado mucho. Mi hijo está montando ahora, las cosas están volviendo a la “normalidad”..

Más posts sobre

Onboard Magazine 143


¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter