Crónica Jezyk Racing Team después de Calatayud

11


El Jezyk Racing Team ha tenido un fin de semana perfecto en la penúltima prueba del Campeonato de España de Motocross, cita celebrada en Calatayud.

Si por un lado Oriol Oliver volvía de su lesión de muñeca y mostraba estar en un buen estado, por el otro Gerard Congost dejaba claro que es un firme aspirante al título de campeón Nacional de 125cc. 

Ambos volvieron a dejar el pabellón de la estructura de Carlos Morchón muy alto en dos días de intenso trabajo de equipo. 

Gerard Congost conseguía el segundo mejor registro en los entrenamientos cronometrados y su compañero era octavo. Dos grandes noticias que hacían presagiar que volverían a ser referentes en una categoría tan competida como la de 125cc. 

Tras una muy buena imagen, tanto en velocidad como en actitud, Congost se llevaba la manga clasificatoria y Oliver veía como perdía fuelle y caía hasta la octava plaza, fruto de llegar a la ronda zaragozana sin apenas poder entrenar sobre su KTM. 

Ya en las carreras puntuables, Oliver salió en las primeras plazas pero cayó hasta ser sexto, mientras que Congost finalizaba en la tercera plaza tras una pugna de las que hacen afición con los rivales del tren delantero. 

Las cosas mejoraron mucho en la manga definitiva del domingo, ya que Oliver se llevó el Holeshot y acabó cuarto y Congost galopó hasta ser segundo. 

De este modo, Congost subía al segunda cajón del podio y se encuentra empatado a puntos en el liderato. Oliver salvó los muebles de manera perfecta cerrando el Top 5.

Más posts sobre

Onboard Magazine 143


¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter