Canet ya está en marcha y su sonrisa sigue intacta -entrevista-

canet1

Edgar Canet ha comenzado ya la rehabilitación en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, en Barcelona, después de tener el mayor susto como piloto de su joven historia. Esta semana ha cumplido dieciséis años y en su voz hay cosas que cambian, pero no en su cara, en la que no cesa, ni en los peores momentos, esa sonrisa que todavía delata al niño que hay en el hombre que se está gestando.

FOTO DE PORTADA: @LIFEBELUCKY

A mediados de enero sufrió una fuerte caída en uno de sus circuitos fetiche, Rocco’s Ranch, que volvió a ‘castigar’ a una familia y a los aficionados españoles… en la mente todavía está muy reciente aquella caída en Matterley Basin de Iker Larrañaga y, anteriormente, la de Francesc Mataró en el Nacional Supercross. La espalda es la espalda y cuando se habla de vértebras o daños medulares laten los escalofríos a cada noticia que se nos da…  

Pero no sabemos si realmente los pilotos están hechos de otra pasta, como dice el dicho, lo que sí es cierto es que su preparación física es crucial para que este tipo de caídas no se tornen en desgracia. Equipos médicos y buena fortuna, al margen.

Hablamos con Edgar Canet, quien no se pone fecha de retorno, ya que si algo sabe es que debe estar en perfectas condiciones antes de continuar sudando, luchando y soñando por el objetivo de ser el mejor de la especialidad.  

Buenas Edgar, primero de todo…

¿Cómo te encuentras?

Ahora ya no me duele nada, la verdad, y vamos mejorando muchísimo día a día.

Explícanos cómo fue la caída, dónde, qué pensaste en el primer momento… a qué hospital te llevaron, con quien estabas… todo un poco

La caída fue en Rocco’s Ranch, en Montmeló, un circuito al que voy bastante a entrenar. Se trata de una curva de izquierdas muy, muy rápida. Cuando entré, en el momento en que estaba a punto de frenar se me fue de atrás y salí volando… es todo lo que recuerdo. La gente que lo vio me dice que di con la cara contra el suelo. Me levanté en primera instancia, pero posteriormente me desplomé y ya no me moví. Lo primero que noté es que me dolía mucho todo el cuerpo y no podía aguantar el dolor. No quería estar en el suelo y me intenté levantar y justo cuando lo hice ya sí que no recuerdo nada más. Lo siguiente que me di cuenta es cuando vino el médico y me intentaron mover, pero no podían. Luego ya vino otro médico y todo fue muy rápido hasta que llegué al hospital.

Ese día estaba en el circuito y con mi hermano, que no acostumbra a venir nunca a mis entrenamientos… y ya es mala suerte, viene y me caigo. Él estaba cerca de donde me caí y me dijo, posteriormente, que yo estaba muy normal, que hablaba normal, aunque eso yo no lo recuerdo. Le decía que me dolía la espalda, pero todo, se ve, que en un tono muy normal. Hasta que empecé a ser más consciente de todo ello y me quejaba más.  

¿Qué operación te hicieron?

Cuando llegué al hospital me hicieron todas las pruebas que se pueden hacer… se vio rápido que tenía fracturadas unas cuantas vértebras y un coágulo muy cerca de la médula espinal. Estuve una semana en el Hospital de Granollers inmóvil sin poder moverme. Una vez comenzó a bajar un poco el coágulo me pudieron trasladar a la Clínica Dexeus, en Barcelona, que fue donde me operaron. Me pusieron dos placas y diez tornillos, porque me rompí cinco vértebras. Pasados cuatro días, me levantaron, me incorporaron y estaba muy mareado, pero con el paso de los días todo fue a mejor. Dos semanas después me dieron el alta y ya me pude ir a casa. No obstante, se me infectó la herida por culpa de un virus, por lo que tuve que volver a pasar por el quirófano.

¿Cuándo y qué podrás hacer los primeros días de rehabilitación? ¿cómo evlucionas de la lesión?

Ya he comenzado la rehabilitación con los fisios en el CAR de Sant Cugat. Algo de core y gimnasio muy leve… bicicleta estática. Poco a poco.

¿Qué objetivos te pones para volver? Es importante curar bien las heridas…

Es una lesión bastante grave, así que no me pongo a día de hoy ningún objetivo. Hay que estar al cien por cien para volver encima de la moto.

Pudiste ver la primera carrera del Nacional en youtube, ¿cómo viste tu categoría de 125cc? ¿y las demás?

Me gustó mucho la retransmisión. Vi que había mucho nivel en todas las categorías, sobre todo en MX2. En 125 falté yo, que me hubiera gustado mucho estar por ahí en medio luchando un poco para optar al podio. Además, el circuito se veía que estaba muy roto y creo que habría disfrutado corriendo la carrera.

¿Cuantos mensajes de apoyo recibiste más o menos? ¿alguno en especial?

Todavía no habíamos dicho nada y cuando llegué al hospital ya tenía muchísimos mensajes en los privados de Instagram y por Whatsapp. Al cabo de dos días ya hice la publicación de lo que me había pasado y tiene más de 900 comentarios, algo de lo que estoy y siempre estaré muy agradecido. Los he leído todos en repetidas ocasiones y me ayudó mucho a estar más contento en el hospital. No podría destacar un mensaje más especial que otro… hay muchísimos…

¿Cómo ves el futuro?

Exactamente igual que antes de la caída. Las cosas han ido bien, ha sido un buen susto, pero como no podía ir mejor, el futuro lo veo con las mismas ganas de siempre.

Algo más antes de despedirte…

Repetir que agradezco mucho las muestras de apoyo de toda la gente. Me hizo estar más contento y con fuerza para afrontar los días de cama convaleciente.

Más posts sobre

Onboard Magazine 145

¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter