Tom Vialle, Cómo se construye un campeón…

Vialle_KTM_Bike_Champ_MXGP_17-Pietramurata_2020_JPA_AP4I7004

La transición de Tom Vialle, de 19 años, de corredor medio del Campeonato Europeo a líder del Campeonato Mundial FIM en menos de dieciocho meses es una de las historias más atractivas en MXGP en este momento. ¿Cómo dio el salto el francés? Texto: Adam Wheeler, OTOR, Fotos: @jpacevedo.photo

En el verano de 2018, Tom Vialle era conocido por ser un piloto pequeño y ocasionalmente rápido en el Campeonato de Europa EMX250, el certamen que abastece el Campeonato del Mundo de Motocross FIM y la clase MX2. De hecho, era más conocido por ser el hijo del ex ganador del Gran Premio Frédéric Vialle. Sin embargo, el adolescente tenía potencial y había conseguido entrar en el radar de KTM.

Cuando Jorge Prado, de Red Bull KTM, conquistó el primero de dos títulos mundiales de MX2 en 2018, su compañero de fábrica y ganador de 2017, Pauls Jonass, eligió pasar a la categoría MXGP. Se abrió un hueco en el equipo de fábrica MX2. KTM ya contaba con uno de los mejores pilotos de la división en su KTM 250 SX-F, el español, por lo que era el momento de buscar el próximo nuevo talento para incorporarlo. Hubo dos problemas. En primer lugar, no había candidatos sobresalientes y obvios, y en segundo término, ser un piloto de Red Bull KTM significaba meterse en la olla a presión, ya que, desde 2004 y la aparición de MX2 de la antigua clase de 125cc, Red Bull KTM había ganado en todos los años menos en cuatro. Eran 12 títulos con 8 pilotos diferentes.

KTM decidió hacer una especie de ‘prueba’. El director deportivo de carreras de KTM Motocross Factory, Joel Smets, y el vicepresidente de deportes de motor fuera de la carretera de KTM, Robert Jonas, redactaron una lista corta, y el nombre de Vialle estaba a la vista. “En Assen [el GP de Holanda, en septiembre de 2018] hablamos un poco; Robert dijo que estaban interesados ​​en mí, pero había una lista de tres o cuatro corredores y no estaba solo y sería bueno hacer una prueba con Joel Smets en Bélgica”, recuerda Vialle ahora. Fue la primera muestra de anticipación a nivel de fábrica cuando el joven pilotó con otros varios aspirantes.

“Creo que fue dos semanas después cuando fui a Bélgica con mi papá. Pilotamos un día en hard-pack y un día en la arena de Lommel. Joel fue realmente genial. No hubo tanto estrés. Me dijo que solo montara y practicara y que él miraría. A veces lo vi junto al circuito, ¡a veces no! Solo estaba observando. El tercer día hicimos algo de entrenamiento físico: carrera y algunas pruebas. Cuando terminamos, tuvimos una pequeña discusión. Se acercaba el Motocross de las Naciones y ya era tarde para tener algo confirmado para 2019, aunque Robert me había dicho en Assen que a KTM le gustaría retenerme y ayudaría con un arreglo para 2019 si no estuviera en Red Bull KTM. Estábamos contentos de que la fábrica quisiera seguirnos… pero no había muchos equipos y lugares alrededor. Estábamos un poco preocupados”.

Smets quedó impresionado por la técnica y la actitud de Vialle, aunque reconoció que el piloto necesitaba trabajar en su acondicionamiento. “Las motos fueron más cortas para mí en 2018, ¡así que significaba que nunca había entrenado tanto!”, dice Tom. “Mi papá no me animó a entrenar, esto fue hace solo cuatro años, porque dijo que cuando llegara a los GP, tendría que hacerlo muy duro. Estaba haciendo algo de ciclismo pero nada más. El mínimo. Nunca hice un programa estricto ni trabajé con un entrenador”.

Smets creía que Vialle merecía la inversión de tiempo, energía, matrícula y un contrato. “Las Naciones pasaron y creo que fue el lunes o el martes siguiente cuando recibimos un correo electrónico, temprano por la noche, diciendo ‘después de pensarlo mucho, decidimos elegirte’”, sonríe ahora Vialle al recordarlo. “¡Salimos a un restaurante a celebrarlo! En ese momento no te das cuenta de todo lo que significa unirte a este equipo y ser el compañero de Jeffrey, Tony y Jorge. Fue un poco una locura”.

“Creo que parte del contrato era mudarse a Bélgica y empezar a entrenar con Joel”, añade. “Tener base en Lommel, donde seguiría el entrenamiento. Fue fácil hacerlo, y todo se movió bastante rápido. Probé la moto el 1 de noviembre, empezamos a entrenar y luego fuimos a entrenar durante un tiempo en Red Sands, en España”.

El impacto de Vialle fue rápido. Su rápida formación dio sus frutos, ya que su estatura y técnica se adaptaron a la potencia de la moto de fábrica y pronto estuvo rodando con Prado, y (nuevamente) instalando dos motos naranjas cerca de la zona delantera de MX2. Tenía una inclinación virulenta por los shots, logró dos podios (de un total final de siete en aquel año) en las primeras cuatro rondas, ganó el Gran Premio de Suecia y terminó cuarto en el Mundial. El ascenso del número 28 no fue la historia de un chico engreído de dieciocho años lleno de fe. De hecho, su modestia hace que el ascenso a la cima sea aún más notable. “En 2018 estaba viendo a Jorge y Pauls Jonass pelear por el campeonato mientras pensaba ‘van muy rápido’”, dice. “En realidad, nunca pensé que podría montar así. Sabía que era bueno… pero nunca pensé que podría ser tan rápido y acercarme a su nivel”.

Entonces, ¿cómo lo hizo? Con el aporte de Smets, Vialle comenzó a vivir, trabajar y respirar como un campeón mundial en ciernes. “Habría progresado con quienquiera que trabajara, pero su formación no estaba estructurada”, comenta Smets. “Tom no es un niño vago, pero los pilotos del sur, según mi experiencia, siempre parecen tener la velocidad, pero no la ética de trabajo o el conocimiento para hacer la cantidad correcta de trabajo”.

“Entonces, pusimos estructura y contenido en su entrenamiento, incluso si esa no era la mayor prioridad desde el principio”, dice el cinco veces campeón del mundo. “Se trataba más de incorporar un sistema a su vida y vivir como un atleta de élite. No fue fácil. No quiero exagerar mi propio papel, pero una de las fortalezas que tenía en mi carrera era poder analizar situaciones y encontrar soluciones. Hicimos eso con Tom y, de hecho, nos lo tomamos con bastante calma al principio en términos de volumen e intensidad. Pronto tuvo una rutina, se acostumbró y luego dimos un paso para 2020. Parece que lo ha manejado bastante bien”.

“Entrenamiento: nunca había entrenado tanto”, evalúa Vialle. “Lo hago con el horario de un trabajo a tiempo completo, pero en realidad no es un ‘trabajo’ tener que despertar y salir a correr. Lo hago seis días a la semana por la mañana y por la tarde, con solo un día de descanso. Cuando los haces durante un año, sientes la diferencia. Te sientes fuerte”.

“Joel fue en realidad mi primer entrenador oficial”, explica. “Estuvimos trabajando juntos casi todos los días el invierno anterior y tuve un buen presentimiento con él después de unos días. Siempre tiene una actitud positiva. No es uno de esos entrenadores que destaca todas las cosas malas que has hecho en una carrera. Incluso si terminas en el puesto 15, encontrará algo. Ese enfoque es importante para mí y realmente me gusta trabajar de esa manera. Mi papá nunca me presionó. De hecho, solo puedo recordar que se enojó una vez después de una carrera. No entendí por qué, ¡porque era la primera vez en diez años que regresaba al paddock de esa manera! Joel tiene mucha experiencia y es súper profesional. Es una buena relación”.

La influencia tranquilizadora de la familia de Tom también merece un reconocimiento. Frédéric flotaba en la periferia del equipo y nunca fue una presencia dominante alrededor de su hijo (a menudo un problema para los pilotos adolescentes en MXGP). Su conocimiento de cómo funciona el paddock ayudó a la integración de Vialle en Red Bull KTM. “Tiene mucha experiencia”, explica Tom. “Me ayudó bastante el año pasado. Al principio trabajábamos con WP con la curvas porque era bastante difícil. No teníamos la puesta a punto adecuada para algunas carreras y el sábado en Alemania me dijo: “Tenemos que cambiar la horquilla, prueba otra cosa”. Hablamos con WP y Joel y lo cambiamos, fuimos un poco más suaves el domingo y terminé segundo en la general. A partir de ese día, estuve delante durante la mayoría de las carreras. Entonces, él me ayudó”.

Ahora Vialle tiene que lidiar con las expectativas de todos los lados: la marca, los patrocinadores, los fans. Está en las redes sociales, pero dice que no vive de ello. Se perdió por poco una selección que definió su carrera para el equipo del Motocross de las Naciones 2019. En 2020 ya ganó cinco de doce Grandes Premios y tiene la placa roja como líder de la serie desde la segunda ronda. “En cuanto a su carácter, Tom no es un soñador”, comenta Smets. “Desde que tuvo la placa roja, no es una persona que ya piense ‘lo he hecho’. Hemos visto ejemplos de pilotos que han ganado un GP o peleado con el campeón reinante y se han ‘perdido’. Por alguna razón, tal vez algunos resultados o un contrato de fábrica, creen que lo han logrado y se desvanecen. Casi me asusta lo seguro y relajado que está. Mi próxima tarea será vigilar eso y asegurarme de que se mantenga concentrado”.

Físicamente más en forma, más experimentado, más en sintonía con la dinámica de un equipo de fábrica, Vialle se está convirtiendo en un conjunto muy potente. Todavía tiene ante sí un gran obstáculo, que es manejar el estrés mental de llevar las esperanzas de campeonato de Red Bull KTM. Es un rol que ha asumido tan rápidamente que es difícil creer que sea una responsabilidad tan fácil de soportar. Debe haber sido un desafío para 2020. La elevación de Prado a MXGP significó la transferencia de peso a los delgados hombros de Vialle. El rookie Rene Hofer fue el otro novato, quizás con una habilidad técnica menos inmediata que Vialle, pero el austríaco, que tiene aproximadamente la misma edad, presenta la actitud y la fortaleza adecuadas. “Somos dos pilotos ‘bastante nuevos’, porque Rene está en su primer año y no estaría peleando por el campeonato, así que yo soy el único en ese aspecto de luchar por el campeonato”, dice Vialle. 

La calma y la sólida personalidad del #28 parecen ser otro de sus activos. KTM tenía una alineación de MX2 de relativamente ‘bajo mantenimiento’, con dos pilotos que saben muy bien dónde se encuentran y de dónde vienen.

“Desde que era pequeño siempre estaba en el grupo, cerca de la parte de atrás”, dice. “Cuando corrí en los europeos de 85, no pude seguir a pilotos como Jago [Geerts, principal rival para 2020] o Jorge durante más de tres curvas. Terminaba octavo, noveno, décimo, mientras que ellos siempre estaban entre los tres primeros. Estaba segundo detrás de ellos en los entrenamientos cronometrados. Realmente fue un gran paso adelante. Así que ahora estoy avanzando muy rápido para estar con ellos. Jago siempre me ganaba en todas las carreras, de hecho estoy seguro de que no sabía quién era yo. Ahora estamos luchando juntos por las victorias de GP”.

“Cuando fiché por KTM sabía que tendría que trabajar y entrenar mucho, y después de algunas carreras que salieron bien pensé ‘en realidad no estoy tan lejos’”, recuerda. “Mi objetivo era correr lo más cerca posible de la cabeza de MX2 este año, ¡pero estar liderando el campeonato desde tan temprano en esta temporada nunca estuvo en mi agenda!”

“Es realista y honesto, y era un piloto del montón del Campeonato de Europa que firmó ese contrato de fábrica y se dio cuenta de inmediato de qué significaba el comienzo del trabajo duro”, subraya Smets. “Ese enfoque es una gran parte de su ‘secreto’ o de su éxito hasta ahora. Se acerca a esa placa roja de la misma manera. Cuando empezamos a montar después del confinamiento, él tenía esa placa en su moto de entrenamiento y pensé ‘tal vez deberíamos quitársela’, pero el chico no parece estar preocupado por eso. Sabe que la placa no significa nada en absoluto. Es solo de otro color. Entiende que liderar el campeonato ahora no significa nada si no lo acabas haciendo al final del año”.

“La mentalidad es simplemente disfrutar [del trabajo]”, concluye Vialle. “Si puedes tomar las salidas y disfrutar de la conducción, esto solo puede ayudar… Pensar demasiado no lo hará”.

Vialle menciona a Jorge Prado por una de sus características más destacadas, las salidas: “Jorge era tan bueno en las salidas en MX2, que todavía pienso en él incluso ahora”, revela Vialle. “Incluso cuando no hago un buen comienzo y todavía tengo un Holeshot, sé que si Jorge estuviera allí, me habría ganado. Eso sucedió en la segunda manga en Valkenswaard este año. De hecho, es bastante interesante. Sabía que tenía que ser perfecto para comenzar por delante de él en 2019. Tuve ocho o nueve esa temporada, pero si pierdes un poco de tiempo o la sensación con el embrague, entonces fue la salida de Jorge. Todavía mantengo ese objetivo de ‘vencerle'”.

Si hay otro ejemplo claro de la capacidad de Vialle para aprender y sobresalir, es su nivel de inglés. Realiza una entrevista de veinte minutos con confianza y entusiasmo. Es un cambio sorprendente con respecto al tímido novato que apenas pudo manejar algunas palabras con mucho acento en 2019. “Nunca abrí un libro”, sonríe. “El año pasado aprendí ‘hola’ y ‘adiós’, ‘bien’ y ‘no es bueno’, y algunas cosas malas. No progresé mucho en el primer invierno porque estaba hablando con Joel en francés. No hablé mucho con Jeffrey porque no podía. Cuando llegué al primer GP y mi mecánico solo podía hablar en inglés, fue realmente difícil. El inglés de mi papá tampoco era muy bueno. Con Joel y Vale [Ragni, coordinador del equipo] hice algunos progresos, y luego con mi novia, Cecila, di otro gran paso, porque solo hablábamos en inglés y ella me ayudaba con cualquier traducción de palabras del francés. ¡Y Netflix, por supuesto!”.

Si mantiene su actual trayectoria, Tom Vialle provocará muchos buenos momentos en MXGP durante bastante tiempo.

Más posts sobre

Onboard Magazine 127

¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter
Nuestra Revista
Onboard Magazine 127
Calendario CE MX
29-30 Ene
Montearagón. Toledo
Circ. Tajoa Racing
12-13 Feb
Albaida. Valencia
Circ. Complex Motor
12-13 Mar
Talavera de la Reina. Toledo
Circ. Cerro Negro
26-27 Mar
Calatayud. Zaragoza
Circ. Castillo de Ayud
16-17 Abr
Valverde del Camino. Huelva
Circ. Las Arenas
20-01 May
Alcañiz. Teruel
Circ. MX MotorLand Aragón
21-22 May
Bellpuig. Lleida
Circ. MX Montperler
Calendario MX
20 Feb
MXGP de Gran Bretaña
Matterley Basin
06 Mar
MXGP de Lombardia
Mantova
20 Mar
MXGP de Patagonia
Villa La Angostura
03 Abr
MXGP de Portugal
Agueda
10 Abr
MXGP de Trentino (ITA)
Pietramurata
24 Abr
MXGP de Letonia
Kegums
08 May
MXGP de Italia
Maggiora
15 May
MXGP de Cerdeña
Riola Sardo
29 May
MXGP de España
intu Xanadú - Arroyomolinos
05 Jun
MXGP de Francia
Ernee
12 Jun
MXGP de Alemania
Teutschenthal
26 Jun
MXGP de Indonesia
Samota-Sumbawa
17 Jul
MXGP de la Rep. Checa
Loket
24 Jul
MXGP de Flandes (Bel)
Lommel
07 Ago
MXGP de Suecia
Uddevalla
14 Ago
MXGP de Finlandia
Iitti-KymiRing
21 Ago
MXGP de Charente Maritime
St Jean d'Angely
04 Sep
MXGP de Turquía
Afyonkarahisar
10 Sep
MXGP de Oman
Mussanah
25 Sep
MX de las Naciones
RedBud
Posts + Leídos
Vídeos
El seleccionador español Paco Rico nos disecciona cómo le ha ido a su equipo en la edición de 2022 del Motocross de las Naciones, que se ha disputado en el circuito americano de RedBud.
Jorge Prado, Rubén Fernández y Guillem Farrés nos explican cómo les ha ido la edición 2022 del Motocross de las Naciones, que se ha disputado este fin de semana en Estados Unidos.
On Track Off Road
Instagram