Los circuitos del Mundial de Motocross: Una polémica constante

matterley basin18

Durante el podio del Gran Premio de Suecia, en Uddevalla ha vuelto a surgir un tema que siempre da lugar para la polémica, el análisis y la reflexión sobre el deporte: Los circuitos. Los integrantes del podio de la 15ª prueba (Seewer, Febvre y Prado) opinaron sobre las condiciones del clásico trazado sueco que albergó su primer GP en 1958.

El siguiente reportaje pertenece a Adam Wheeler / OTOR

Admito que me desconcertó el comentario de Romain Febvre sobre “hacer preguntas basura” cuando se cruzó conmigo a la salida de la rueda de prensa del Gran Premio de Suecia el domingo. Puede que se refiriera a mi pregunta al ganador de la carrera, Jeremy Seewer, sobre su actitud seria y casi abatida en el podio (Jeremy señaló la ausencia del público, que ya estaba empapado y se había marchado a casa… en lugar de destacar algunas de las tensas discusiones que se estaban produciendo entre los bastidores de Yamaha Motor Europe). De hecho, debió de ser por eso, porque mi segunda y última pregunta a Febvre y Jorge Prado, que acabaron en el podio, sobre cómo mejorarían el circuito de Uddevalla tras sus críticas a la pista (Febvre en particular), pareció más pertinente que punzante.

Menos de seis horas antes de la conferencia posterior a la carrera, Infront Moto Racing había celebrado su propio mini evento, más ceremonial que declarativo, para anunciar que MXGP había firmado un nuevo acuerdo de tres años que garantizaría a Uddevalla como sede del campeonato hasta 2026.

Uddevalla, sede del GP de Suecia hasta 2026 – Foto: JP Acevedo

Cabe recordar que el Gran Premio de Suecia cuenta con muchos méritos. La dedicación y la organización del club BMK Uddevalla han sido reconocidas y premiadas en el pasado. Muchas de las mismas caras vuelven cada año, por lo que existe una verdadera pasión y afición por este deporte, así como una gran experiencia, lo que siempre ayuda a forjar un evento fluido y exitoso que ha permitido que figure en el calendario cada temporada.

A pesar de las grandes variaciones climáticas a lo largo de la jornada, la asistencia de público me pareció decente, especialmente el sábado, y el apoyo a figuras como Isak Gifting y el noruego Kevin Horgmo añadió un toque extra al ambiente.

Sin embargo, una vez más, la pista fue el centro de atención. “Ayer y hoy, sólo una línea”, comentaba Febvre. “No sé lo que estamos haciendo, sinceramente, pero esto no son carreras. La mayoría de las carreras, desde ayer hasta hoy, no tuvo adelantamientos, salvo si alguien cometía un error. Esto no es realmente motocross. Sólo se trata de la salida. La mayoría de los pilotos se quedaron en sus posiciones. No es nada divertido ni para los espectadores ni para nosotros”.

Isak Gifting – Foto: JP Acevedo

La pista es un tema en el que el club también ha sido proactivo: que yo recuerde, la valla de salida se ha reposicionado tres veces y el trazado se ha cambiado e invertido, añadiendo tierra y arena. Pero no se puede hacer mucho en una trayectoria de 1.600 metros de cantera que se ha llenado de saltos adicionales, olas y otros obstáculos para garantizar una velocidad más baja y un tiempo de vuelta más largo. Hace diez años, Infront Moto Racing (entonces Youthstream) incluyó Uddevalla y el Gran Premio de Suecia en el calendario sin una fecha en concreto, como una forma de enfatizar que era necesario un cambio tanto para las carreras como para la seguridad. El club respondió y sigue trabajando con lo que tiene y continúa atrayendo a más patrocinadores para continuar trayendo el campeonato a la localidad.

Febvre: ” La mayoría de las carreras, desde ayer hasta hoy, no tuvo adelantamientos, salvo si alguien cometía un error. Esto no es realmente motocross.” – Foto: JP Acevedo

Sin embargo, el la edición 2023 careció de mucho entretenimiento. El reñido final entre Andrea Adamo y Simon Längenfelder al final de la segunda manga de MX2 fue lo único destacado y se produjo en gran parte debido a la fuerte lluvia que provocó que una superficie que se estaba secando se volviera resbaladiza, y también por el hecho de que hubo un montón de doblados en el camino. Sólo hubo seis cambios de posición entre los diez primeros clasificados de MXGP en ambas mangas. En la segunda carrera, Maxime Renaux, Jeffrey Herlings, Tim Gajser, Jorge Prado y un Alberto Forato que se acercaba, circulaban a un par de segundos unos de otros, lo que aumentó la tensión, pero al final no sirvió de nada, ya que el grupo, con doce títulos entre los tres, no pudo realizar ni un solo intento de adelantamiento. Febvre no participó del espectáculo. Estaba más arriba en la pista y vigilaba la rueda trasera de Seewer desde la distancia, pero sus primeros comentarios públicos transmitían la frustración que debían sentir sus perseguidores. El primer piloto con el que hablé en el paddock fue Herlings: Estaba que echaba humo, aunque percibí que la exasperación no sólo rodeaba a los acontecimientos de esa tarde, sino por la preparación de las pistas a lo largo del campeonato.

Herlings tampoco ha estado a gusto con las condiciones de Uddevalla – Foto: JP Acevedo

Uddevalla rara vez ha ofrecido carreras trepidantes ya que el emplazamiento es demasiado compacto para permitir mucha anchura o una renovación importante. También simpatizo tanto con el club como con el equipo de Infront porque la cantidad de lluvia que cayó sobre la zona el sábado por la noche hizo que el poco tiempo con el que tuvieron que trabajar el domingo condicionara lo que se pudo hacer con la pista.

“Aquí en Suecia tenemos mucha suerte con el tipo de tierra, porque si ves toda la lluvia que hemos tenido esta semana y también este fin de semana, la verdad es que las condiciones de la pista eran bastante buenas”, dijo Prado, antes de añadir que “podrían haber sido incluso mejores. Trabajar más -y mejor- en la pista podría haber beneficiado a las carreras. Podríamos habernos divertido un poco más”.

“No tenemos grandes pistas aquí en Europa, pero quizá podamos utilizar unos metros más de la pista aquí y allá” – Foto: JP Acevedo

Las quejas sobre las pistas son tan antiguas como el propio deporte. Durante un tiempo dio la sensación de que el Mundial de Motocross atravesaba una época de insatisfacción con la preparación, sobre todo a medida que la generación más veterana iba desapareciendo para ser sustituida por una élite más joven, con superchasis, ultrasuspensiones, y técnicamente elevada. Las posibilidades de las motos y los descubrimientos con la preparación significaban que el Gran Premio era más rápido e intenso y, por tanto, más peligroso. Las pistas de nueva construcción y los Grandes Premios especulativos se mezclaron con circuitos que de repente parecían demasiado de la vieja escuela. Como he escrito muchas veces, la diversidad de condiciones de carrera y desafíos es uno de los puntos fuertes del Campeonato, pero también es un palo con el que se le puede machacar constantemente. Si se suceden un par de circuitos mal preparados o mal equipados, el problema se acentúa.

Uddevalla 2022 – Foto: JP Acevedo

El volumen y el nivel de las críticas suelen ir en consonancia con los resultados de los pilotos en el día, por eso las quejas de los tres integrantes del podio en Suecia fueron sorprendentemente duras. Seewer disfrutó claramente de su segunda victoria esta temporada (“normalmente nuestro deporte es muy físico y se trata de estar en forma y cómo puedes aguantar los últimos veinte minutos, pero hoy se trataba de fuerza mental. Tal y como estaba el circuito, el primero en salir primero de la primera curva era el ganador en un 90%), pero fue irrefutable en su respuesta sobre cómo debe evolucionar el Gran Premio de Suecia de cara a las tres próximas ediciones. “Trabajar de una manera diferente y con cosas diferentes, así como la preparación”, dijo. “Quizá haya demasiados obstáculos en cada recta. El nivel de los cinco primeros en MXGP es realmente alto, pero hoy estaba claro que el tipo que normalmente podría luchar por el tercer puesto estaba atascado en el décimo. La salida ha sido muy peligrosa. Hay cosas que, a este nivel, no son aceptables”.

Las vallas de salidas en las categorías EMX125 y EMX250 y con las segundas mangas celebrándose el domingo se traducen a un día cargado para los organizadores. Uddevalla, como circuito, también está repleto de campistas, furgonetas y montajes que se agolpan en cada rincón del mapa. Es desordenado y ajetreado, lo que puede ser tanto positivo como negativo. ¿Quizás el Gran Premio de Suecia debería plantearse una única competición de apoyo para aligerar la carga? Podría funcionar para la pista, especialmente con más tiempo de mantenimiento.

Seewer, ganador del GP de Suecia – Foto: JP Acevedo

“No vi mucho trabajo”, dijo Prado. “Creo que necesitan aprender sobre la tierra. La recta de salida tuvo diez centímetros de agua durante todo el día. Hay demasiados obstáculos. Tenían todas las máquinas adecuadas. En Estados Unidos, cuando la pista principal se inunda, hacen hasta una pequeña berma o tres líneas en una curva, y aquí apenas tenemos una y te metes en el barro. Vale, no tenemos grandes pistas aquí en Europa, pero quizá podamos utilizar unos metros más de la pista aquí y allá”.

Se puede acusar a los pilotos sobre la visión limitada al relacionarse rcon la persecución de sus rivales y la cantidad de entrenamiento y tiempo que implican significa que esta visión de túnel es prácticamente un requisito, pero no son tontos cuando se trata de los límites y posibilidades de su rendimiento. ¿Sería un ex-Pro dirigiendo y luego explicando las tareas de mantenimiento de la pista un paso astuto para asegurar que MXGP mantenga un desafío a la altura de su perfil y prestigio? Rui Gonçalves tuvo un efecto muy decente cuando estuvo brevemente en el cargo. Puede que sea otra pregunta basura, pero me pregunto cuánta gente se estará preguntando esto en el paddock…

Más posts sobre

Onboard Magazine 146

¿Quieres más MX?
Suscríbete a nuestro newsletter