LA OLIANA OFF ROAD, EL 16 DE NOVIEMBRE

4 0

Los aficionados al mundo del enduro tienen el fin de semana del 15 y 16 de noviembre una cita ineludible: la Oliana Off Road 2015, que de la mano del Moto Club Segre se ha convertido en todo un referente de la especialidad, a pesar de ser una prueba joven.

La Oliana Off Road comenzó a rodar en 2011, y Oriol Mena fue el primer piloto en inscribir su nombre en el palmarés. Eran los comienzos de una prueba que, al igual que la Bassella Race, nació para llenar el vacío dejado por el mítico Memorial Toni Soler, que dejó de celebrarse en 2010.

En apenas cuatro ediciones, la Oliana Off Road se ha labrado un nombre y el cariño del mundo del enduro, que sabe valorar en su justa medida el calor de la prueba, la labor de la organización y de los voluntarios y las especiales características de las pistas y del entorno por donde se desarrolla, hasta el punto que se acaba convirtiendo en un fin de semana único.

Como ya es habitual, Oliana se volcará con la cita, que pondrá en liza a pilotos de las categorías sénior, júnior, amateur, clásicas y féminas. Entre ellos estará Jaume Betriu, el último piloto en inscribir su nombre en el historial de la prueba.

En cuanto al recorrido, como es tradicional la Oliana Off Road se desarrollará sobre un circuito debidamente señalizado y con controles de paso, un trazado de 50 kilómetros de dificultad media. Los pilotos sénior y júnior deberán realizar tres vueltas ‘non stop’ al circuito, mientras que las restantes categorías tendrán que dar dos giros. El final de la prueba lo marcará el piloto que complete el recorrido programado.

La actividad en Oliana comenzará el sábado con las verificaciones administrativas y técnicas, y también con los entrenamientos, que permitirán realizar una vuelta de reconocimiento al trazado entre las 12.00 y las 14.00 horas, siempre que se hayan pasado las verificaciones.

El domingo llegará la hora de la verdad, con la salida de la prueba: primero la de sénior y júnior, a las 10.00 horas, y diez minutos más tarde la de amateur, clásicas y féminas. Como es habitual, la salida se realizará con los motores parados y será uno de los momentos más espectaculares.

En suma, toda una fiesta del enduro que va camino de convertirse en un clásico, no solo por la cantidad y la calidad de los participantes, sino por la labor del Moto Club Segre, toda una garantía de éxito gracias a su experiencia y a su buen hacer.